Karin Schönhals

Si de peinados de novia se trata, hay miles de opciones. Parece algo fácil, pero saber cómo llevarlo acorde con el vestido de novia, con el clima, con o sin accesorios, o si elegir un peinado recogido, suelto u ondulado es todo un trabajo. Te compartimos 10 tips que seguramente te ayuden a definir la mejor opción para vos. ¡Tomá nota!

Largo de tu pelo

Este tip es fundamental. Lo primero que tenés que hacer es ver qué largo tiene tu pelo y cómo explotarlo al máximo, sea cual sea. Desde acá se parte para ver qué tipo de peinado podes hacer. Si estás buscando opciones de peinados para pelo corto lo mejor es jugar con la textura que le podes dar a tu melena. Lo ideal es optar por peinados con pelo suelto para lucir mejor lo que sea que elijas hacerte: bucles, cabello ondulado o lacio extremo. Si tu pelo es abundante y largo lo mejor es ir por peinados recogidos con mucha textura también o bien jugar con peinados semirecogidos para lucir un poco el largo.

Bleu Estudio

Tipo de vestido

Es fundamental que el peinado vaya acorde con el tipo de vestido que vas a usar. Si tiene un escote muy cerrado o muchos detalles sobre el pecho, es mejor despejar la zona para lucir el trabajo del vestido. Para eso recomendamos usar peinados recogidos donde sólo algunas mechas caigan al costado de la cara. Si en cambio tu opción es un vestido de novia sencillo, podés hacer hincapié en tener un peinado más trabajado.

Horario del casamiento

Por supuesto que podés usar la opción que más te guste y con la que más cómoda te sientas, pero tené presente que hay estilos de peinados que van mejor con el día, y otros con la noche. ¿De día? Pelo suelto con trenzas bien al estilo boho, ondas sueltas con alguna hebilla de strass o un semirecogido con batido arriba, súper natural. ¿De noche? Un recogido con mucho brillo, una vincha con diamantes o un tocado de ramificaciones y strass son las mejores opciones.

Foxy Producciones

1, 2, 3, ¡probando!

Es vital elegir el peinado con tiempo o al menos tener 3 o 4 opciones. Una vez hayas encontrado a la persona que te va a peinar para tu gran dia, probá todas las opciones para ver cúal de todas ellas es la que mejor te queda. Aceptá opiniones, sacate fotos para verte desde todos los ángulos y cambiá detalles de las cosas que no te convenzan para llegar a tener el peinado deseado.

¿Civil o fiesta?

Si tenés que pasar por ambas ceremonias, elegí peinados distintos para ir variando el look que uses cada día. Podés elegir algo simple para el civil y un poco más elaborado para tu fiesta o reunión.

Accesorios

Si querés tener un peinado elaborado, o bien algo sencillo, optá por usar algún accesorio o decoración. Esto levantará muchísimo y resaltará el peinado. Eso sí, recordá también que menos es más y no abuses de un decorado tan exagerado en tu cabeza. Si tu casamiento es en época primaveral, elegí algunas flores naturales para entrelazar a los mechones, ya sea con pelo suelto o atado. Si te gustan las vinchas también podés hacerlas resaltar con una melena suelta. Otra opción que reúne ambas propuestas es una vincha con flores y ramificaciones. Le da gran naturalidad y simpleza al look.

Los clásicos

Si de novias hablamos, siempre hay clásicos que te salvan y quedan muy bien, y que además son atemporales y básicos. Uno de ellos es el rodete o recogido tirante. Deja la cara despejada para lucir radiante el maquillaje, queda elegante y sobrio, y sobre todo es cómodo. También podés adornarlos para darle un poco más de color y brillo. No hace falta hacer nada previamente, solo atarlo bien alto y torzar. Este tip jamás fallará.

StudioPaf

Los de vanguardia

Hay peinados un poco más jugados que merecen ser recreados. Los más de moda, sobre todo si se busca obtener un estilo natural y distendido, son los peinados con trenzas. Las hay más gruesas, finitas, por mechones, agarrando todo el pelo, cosidas y de vincha. Son geniales para intercalar con cintas bordadas y con colores, piedras o hebillas. Se pueden hacer más tirantes o más sueltas. Si elegí un peinado recogido con trenzas seguramente resalte y de mucho más volumen al cabello. ¿Otros peinados de vanguardia? Probá uno bien al estilo ochentoso, lleno de rulos y con batido para dar volumen. También podés hacerte un peinado al costado con ondas suaves al estilo años 20, que puede ser suelto o recogido al estilo “gatsby curls”.

¿Con velo?

Si decidís llevar velo, la idea es que el peinado sea lo más sencillo posible. De esta forma será más cómodo llevarlo y no preocuparte si hay mucho trabajo en él que se pueda desarmar por el roce. La mejor recomendación es hacerse un rodete bien tirante y adornarlo con hebillas y peinetas para luego colocar el velo.

DIY

Si elegís hacer vos misma el peinado procurá no aventurarte demasiado. Los peinados fáciles como las medias colas con torzadas, los bucles o rulos con pelo suelto, las colas de caballo y los rodetes suelen ser los grandes aliados a la hora de autopeinarse. Practicá antes ese peinado para verificar que estás canchera y no demorarte o que quede mal hecho. La media cola, o el semirecogido, se puede hacer con dos mechones de los costados, trenzarlos o girarlos para armar una torzada y luego juntarlos con una colita invisible o elástico. ¡Más fácil y elegante, imposible!

¿Qué te parecen estas ideas? ¿Encontraste el peinado perfecto para vos? Recordá que podés hacerte uno para la fiesta, para lucir con tu precioso vestido de novia con encaje, y otro para combinar a la perfección con tu vestido de novia para civil. ¡Vas a estar radiante!