Hay miles de tejidos sumamente hermosos y delicados para confeccionar vestidos de fiesta y de todos los estilos, pero el encaje tiene algo especial que lo diferencia de los otros y lo convierte en el favorito de muchos profesionales de la moda para dar vida a sus colecciones de vestidos de novia. ¿Cuál es su secreto? Te lo contamos todo acerca del encaje:

Un tejido versátil

El encaje es combinable con muchos peinados de novia, adaptable a todas las temporadas del año y para todos los estilos de novia. Además, puede estar presente en todo el vestido o parcialmente, formando parte solo del decorado. Así, puede tomar protagonismo en los escotes de espalda, escotes pronunciados, o superpuesto a otras telas transparentes. Si estás buscando vestidos de novia para gorditas y siempre has soñado con llevar encaje, podés probar con una delicada tela que ayude a disimular un poco tu escote, manteniendo ese toque de sensualidad en tu look nupcial.

Además, el bordado delicado que lo caracteriza es ideal para las novias que quieran estar elegantes y sofisticadas, pero también atractivas y sexys.

Sin duda, no te costará encontrar vestidos con distintos tipos de encaje, pero si lo que querés es destacar, podés optar por vestidos vintages, donde hallarás hermosas tiendas de vestidos de novia usados, donde el encaje suele ser el gran protagonista.

Ideal para cualquier hora y lugar

Tanto si te casás bajo los rayos del sol como a la luz de la luna, siempre podés recurrir al encaje independientemente de si se trata de un casamiento de día o de noche; por la Iglesia o por el civil. Para los casamientos que se celebran en un salón, el encaje recargado y distribuido por todo el vestido le da mucha elegancia y es muy llamativo. Y para vestidos de novia para civil, un sutil encaje le dará ese toque elegante y ceremonioso que no querés dejar de lado. 

Si querés ser una novia glamurosa, pero no sobrepasarte, lo ideal son los vestidos de corte sirena o de corte A. Pero si buscás algo más extravagante entonces podés optar por el corte princesa, pedrería y telas con volumen.

Ahora bien, si el enlace será en la playa o en un floreado y verde jardín, es decir: al aire libre, lo mejor es optar por vestidos de novia sencillos que tengan el encaje como adorno en la espalda, el escote o en el corte del vestido. De esta manera te verás delicada, elegante y hermosamente sensual.

Variedad en tipos de encaje 

Chantilly

Bordado a base de hilo de seda, es un tipo de encaje muy fino que adopta formas de flores o puntillas que acaban en pico.

Seguro que lo viste muchas veces en eventos de alta costura tanto en vestidos de novia cortos como también, en cantidad de vestidos elegantes para fiestas para muchos estilos de mujer.

Alencon

Otro tipo de encaje que está hecho a base de hilo cordón y es mucho más grueso.

Lo habrás visto alguna vez como parte del decorado de muchos vestidos de novia de famosas que salían por la tele o posando en revistas.

Schiffli

Se utiliza para poner encima de otro tejido liso, normalmente transparente. Adopta diferentes formas, rosas rojas, flores, estrellas, ramas… ¡La delicadez en su máximo esplendor!

Guipur

Es un encaje grueso y espeso bordado sobre tul y puede ir acompañado de pedrería. Con este tejido se crean distintos dibujos florales y formas muy delicadas. Nunca pasa de moda. ¡Las celebrities siempre lo visten!

Blonda

Es un encaje de bolillos, utilizado en muchos vestidos de fiesta cortos y también largos. Está hecho con hilo de seda y se utiliza para realizar puños y cuellos acompañados de hermosos dibujos.

Además de utilizarse para la vestimenta, el encaje también se usa para crear preciosos manteles que pueden quedar estupendos como fondo de la mesa de tus tortas de casamiento. También, el encaje puede ser el protagonista de los manteles de las mesas de souvenirs de casamiento o del decorado de algunas partes del lugar donde recibirás a los invitados. ¡Aprovechá su carácter romántico y delicado para enamorar a todos!