Elegir el vestido de fiesta para la boda de tus amigos es una decisión que contempla varios factores. Por supuesto que lo más importante será tu gusto personal, aunque hay otros tips para tener en cuenta. Si tenés pensado llevar un outfit tranquilo, te dejamos sugerencias sobre posibles looks. Lo único prohibido: el color blanco, destinado especialmente para el vestido de novia de quien se casa. Después de eso, existen cientos de posibilidades para lucir espléndida ese día con un buen vestido elegante para fiesta.

Tipo de evento: formal vs. informal

Este será uno de los principales aspectos que deberás tener en cuenta para elegir tu vestido de fiesta 2019. Por más que se trate de un modelo sencillo, siempre deberás elegirlo según el tipo de evento.

Si se trata de una boda elegante y de noche, lo preferible es un vestido de fiesta largo, con líneas simples y limpias, preferentemente monocolor, oscuro y con brillos. Para una boda más relajada y al mediodía, podés apuntar a modelos cortos o realizados en telas menos fastuosas. Apuntá a los colores vivos y a los estampados.

¿Dónde será la boda?

La locación es otro de los determinantes a la hora de dar con tu vestido de fiesta sencillo. Si será en un salón, sin que deje de ser un modelo simple, podés jugar con vestidos de fiesta más sofisticados: encajes, brillos, escotes delicados y un combo de opciones como las que podés ver en la galería.

Pero si asistirás a una boda al aire libre, además de usar un calzado adecuado, priorizá un vestido de fiesta corto o largo, confeccionado con telas fluidas, que te dejen comodidad de movimientos. Otra alternativa para un evento de estas características, puede ser un enterizo largo, romántico y con algún pequeño detalle como un volado, o una espalda amplia. ¡Puede convertirse también en tu mejor aliado!

Tipos de géneros

A nivel general, un vestido de invitada sencillo está realizado con telas fluidas, sin bordados ni brillos extravagantes. Por el contrario, se buscan cortes rectos, sin metros y metros de tela, escotes sin bisutería, y todo lo que colabore en lograr una figura tranquila, glamorosa, pero sin perder la sencillez.

El encaje suele ser un muy bien amigo de estos tipos de vestidos, porque se aplica en pequeños detalles que le dan el toque justo que necesita un vestido para un evento tan importante como lo es una boda.

Accesorios y complementos

Dado que el vestido de fiesta ya es sencillo, es la ocasión ideal para usar complementos con más presencia. Los aros grandes, del tipo que más te gusten son ideales, lo mismo que los collares son brillos o piedras. Recordá, al usar este tipo de bijouterie, que debés elegir resaltar uno de ellos, nunca los dos o sobrecargarás la zona de tu cuello.

Lo mismo pasará con tu peinado: es el momento de que tu cabello tome protagonismo, siempre adecuándose al tipo de vestido que lleves, que como será simple, te permite casi todos los tipos de peinados.

Tal como te mostramos en la galería, tenés gran variedad de vestidos para lucir tal como pensaste desde el momento en que recibiste tu invitación de boda. Lo mejor, es que podés inclinarte tanto por vestidos de fiesta en Once, como realizarlos con una modista. Cualquiera sea tu decisión, ¡seguro lucirás preciosa!