Ir al contenido principal
Casamientos

Vestidos de fiesta sencillos: 50 modelos para ser la invitada perfecta

En la sencillez se puede apreciar mucho del estilo de una mujer. Si estás invitada a un casamiento y querés vestirte con prendas simples, llegaste al lugar indicado. Te contamos cómo lucir un vestido de fiesta sencillo y ser la invitada perfecta.

Allure Bridals

Se suele asociar la vestimenta de una fiesta de casamiento a la idea de algo suntuoso. Pero lo cierto es que, cada vez más, las bodas apuntan hacia un dress code sencillos, pero, especialmente, que respete la personalidad y estilo de cada persona. Para que veas que es totalmente posible lucir un vestido de fiesta sencillo y aun así, verte adecuada en una boda, es que te mostramos esta galería con decenas de modelos y te damos consejos para que armes tu look de forma correcta.

Primer paso: chequear el tipo de evento

Cuando te llegue la tarjeta de invitación a la boda, además de alegrarte por los novios, y para elegir un buen look, tenés que revisar qué tipo de fiesta es. Esto es, reconocer qué tipo de locación (salón o al aire libre), momento del día de la boda y ver si se específica algún tipo de dress code. Esto último para nada es un limitante, sino que simplemente habrá que inclinar la elección hacia lo solicitado por los novios.

Bodas de día: qué prendas coinciden

Un vestido de fiesta sencillo se define en sí mismo y esencialmente por la simpleza en la confección y por el uso de géneros más livianos y sin tanto peso. En ese sentido, los bordados, las lentejuelas, las telas dobles, el tul, quedan de lado y dan lugar a tejidos más orgánicos y claros, en el caso de ser una boda de día.

Si será durante una temporada cálida, un vestido corto de fiesta sencillo será una gran elección, buscando colores vivos, o estampadas. Si querés lucir un vestido largo de fiesta sencillo, un vestido estilo bohemio será ideal. En el caso de un casamiento en invierno, sumá un abrigo y medias. ¡Las botas son un gran sí para un estilo simple pero elegante!

Bodas de noche: los complementos serán clave

Para la noche, ya hay que pensar en colores más apagados y en incluir algo de brillo, que puede ser por medio de los accesorios y no necesariamente con el vestido. Para que siga manteniendo su aire de frescura y simpleza, elegí vestidos de fiesta elegantes, idealmente largos con líneas simples, que no incluyan capas, volados o alguna confección que lo transforme en complejo: pueden ser breteles finos, apenas un tajo por un costado y en colores monocromáticos. Un vestido de noche sencillo puede pasar a ser una gran pieza de la moda con los accesorios adecuados, como por ejemplo, un cinturón.

Los accesorios y el maquillaje: imprescindibles para completar el look

En el caso de los accesorios, vas a tener mucha más libertad para poder combinarlos con una prenda simple: un cinturón con una gran hebilla o un cintillo con strasses, un collar con una piedra de color, una pulsera o adorno para tu brazo, aros de gran tamaño, y accesorios vistosos para el pelo. Aquí también permitite jugar más con los tonos, sobre todo si tu vestido será de un solo color.

Los zapatos y sandalias: complementos en los que podés concentrar mayor atención

Por último, el maquillaje será clave para finalizar todo el outfit: para casamiento de día, es preferible un make up en tonos nude o tierra, que dejen tu rostro lo más natural posible. Para la noche, podés aplicar un delineado más profundo, sombras con gloss y brillos, y mayor peso a tus labios.

Sencillo no tiene porqué ser sinónimo de menos, ¡todo lo contrario! Nos encanta que se animen a seguir sus deseos y, como pueden ver en la galería, hay cientos de modelos a los que pueden aspirar para ser invitadas con puro glamour. Un vestido de fiesta sencillo y elegante será un acierto seguro para ese evento al que te invitaron. Eso sí, siguiendo su propio estilo.