Cuando estás invitada a una boda, aunque pueda resultar todo un desafío, hay una variedad infinita de diseños, cortos y largos, y trajes de dos piezas para vestir. Si es temporada de bodas y recibiste tu tarjeta de casamiento, aunque tus preocupaciones no pasen por conceptos como torta de casamiento o arreglos florales, aquí podés explorar en vestidos elegantes para fiestas y algunos conceptos básicos.

1. Dress code de invitada

Ir de corto o ir de largo no es una cuestión tan definitiva como pareciera. El dress code más estricto ha pasado por modificaciones. Incluso las novias ya no están obligadas a vestir de blanco supremo y sus vestidos de novia sencillos pueden ser de colores o estampados. Esta ruptura de las reglas convencionales también se traslada al dress code de las invitadas, cuyas búsquedas deben basarse más en la cercanía con los novios y en look más adecuado a sus personalidades.

2. ¿Corto o largo?

No es tan determinante elegir un largo de acuerdo con el horario del evento. Aunque es más habitual ver invitadas de corto en bodas de día y de largo en bodas nocturnas. Todo dependerá del estilo de la prenda y del tipo de boda. Un casamiento campestre seguramente será inspirador para vestidos de fiesta cortos; sin embargo, un look de noche también tiene posibilidades en un atuendo corto adecuado.

3. ¿Quién se casa?

El horario marcará algunas diferencias entre un estilismo y otro, pero lo más importante es esa relación que te vincula con la novia. ¿Es tu mejor amiga, es un compromiso de trabajo, es tu hermana? Así verás si podés arriesgarte con un modelo más atrevido para acompañar a tu amiga del alma, un diseño que se adecúe a un entorno con personas casi desconocidas, un vestido clásico atemporal para una boda compromiso o un vestido soñado para asistir a tu hermana.

4. Vestidos versátiles

Son los vestidos de fiesta sencillos y atemporales que se pueden reciclar una y otra vez. Pueden salvarte de bodas en la que no quisieras hacer un gran gasto. Podés adquirir diferentes estilos según los complementos que acompañen y resalten tu look de invitada, como sandalias planas, joyas XXL, un sombrero con flores secas, camisas o chaquetas con alguna tendencia de moda.

5. Vestidos románticos

Como las novias, algunas invitadas se inspiran en el amor romántico para elegir sus atuendos. Los vestidos de faldas voluminosas y cinturas ceñidas son parte de una tendencia retro para invitadas dulces con un toque sexy. Los lazos gigantes, los colores pasteles, los tejidos ligeros y vaporosos, los cuellos victorianos, las mangas abullonadas son algunos de los elementos de formas suaves y elegantes para las invitadas más románticas.

6. Sastrería para invitadas

Un estilo seguro e infalible trata sobre los trajes de dos piezas. Pantalón y chaqueta clásicos pero el toque especial viene dado en los colores más fuertes. Dejamos los neutros para la oficina y nos decantamos por rojos, violetas, terracotas, aguamarinas, magentas… Una alternativa más informal, quizá para un evento menos riguroso, la sastrería suelta. Son trajes muy holgados en tonos satinados pasteles.

7. Las tendencias

Las invitadas tienen amplios parámetros para elegir sus atuendos de fiesta. El volumen extra, las mangas farol, los terciopelos de otoño, el estilo wrap dress, el look ladylike, pantalones pata de elefante y tops asimétricos son de los elementos que se verán en la moda para invitadas de bodas. Sin embargo, también hay vestidos más estructurados, drapeados, minivestidos y vestidos de fiesta largos y vaporosos. Para todos los gustos.

Los expertos de modas recomiendan un peinado semirecogido para las invitadas, un look desenfadado con algunos mechones sueltos o un despeinado controlado. Los moños bajos son los preferidos para peinados de novia dentro de este estilo.