Ambientaciones By Felicity

El encanto de las velas otorga un escenario muy romántico, lo que las hace imprescindibles para cualquier tipo de boda, y no solo de noche. Se crean ambientes mágicos que iluminan la belleza del vestido de novia, la versatilidad de cada espacio, los vestidos de fiesta, incluso la mesa dulce y el rincón de los souvenirs originales. Decoren con velas, no lo duden, son de los elementos con mayor aporte estético que crean atmósferas sin igual.

1. En las mesas, imprescindibles

Espacio Azalia Eventos

Ambardeco

Las velas son los elementos decorativos por excelencia para las mesas. Junto con los complementos florales, las velas flotantes en bases de cristal o los candelabros resultan un acierto para cualquier tipo de boda, sobre todo en las de estilo rústico. Todo el conjunto ayuda a resaltar la puesta del servicio. Pueden estar integradas con los centros de mesa o alinearse en mesas rectangulares.

2. Rienda suelta

Eventos con Detalles

La decoración de los envases da diferentes matices, más campestres o rústicos, en sintonía con las ideas para souvenirs de casamiento, con encajes, hilos y cordones. La disposición de las velas en listones de madera, en fuentes de cristal o de colores, con decoración marina, en pequeñas peceras, en vasos altos con piedras y flores, en bases de tronco, cada idea complementa una decoración particular, más alargada o más redondeada, pensada según los gustos de la pareja y los espacios disponibles.

3. Detalles cálidos

Eventos con Detalles

Sin importar el tipo de ambiente, es indudable que la iluminación de las velas convierte los espacios en entornos cálidos y acogedores. El objetivo es armar diferentes rincones de relax, ambientes chill out, combinando tarros de cristal decorados, farolillos versátiles, botellas como candelabros, fuentes repisa y pequeños jarrones con otros objetos como tapetes, cubos con flores o jaulitas vintage.

4. Jardín encantado

Patricia Bourdieu

La decoración con velas es ideal para enlaces en exterior donde se lucen increíblemente. Si la boda que sueñan está planeada en un jardín o en la playa, con un vestido de novia corto y un dress code casual con vestidos de fiesta sencillos, no deben faltar las velas, no solo al caer la noche, sino para el día también. Sin embargo, tampoco deben ser las únicas fuentes de iluminación. Las antorchas, las esferas de papel o los farolillos suman al encanto de una boda al atardecer en el jardín.

5. Velas colgantes

Florencia Spano Event Planner

La decoración colgante es una tendencia actual. Así las flores combinadas con objetos decorativos o las guirnaldas de flores suspendidas cobran mucha popularidad. También las velas se convierten en iluminación decorativa que cuelgan de las ramas de árboles, del techo de la recepción o en pequeños arbolitos de ramas secas como centros de mesa. Muchas parejas eligen un tono más casual con botellas y tarros de diferentes formas y medidas, jaulitas o esferas de cristal.

6. Caminos iluminados

Los faroles, de metal o de madera troquelada, son ideales para demarcar los caminos, por ejemplo, el recorrido hacia el altar en una ceremonia al atardecer, o los límites de una piscina o cualquier sector del casamiento. Las escaleras de un espacio exterior rústico, por donde puede hacer la entrada la novia con su vestido de novia con encaje, también son maravillosas para decorar con velas. Las bolsitas ignífugas resultarán más económicas y cumplen la misma función, incluso, son más románticas.

Si se deciden por las velas para decorar, piensen que deben comprar muchas para lograr el efecto buscado y tener el cuidado necesario para evitar accidentes. Los portavelas románticos también son geniales como souvenirs de casamiento. De hecho, es una idea sencilla si buscan imágenes de souvenirs para casamiento DIY.