Wish
Por Wish

Si te ponés a pensar, las tarjetas de casamiento que enviaste a toda tu gente ya son una especie de souvenir de ese día tan especial. Seguro que muchos amigos y familiares las conservarán en el álbum de fotos de la ceremonia, como también se querrán llevar un pedazo de las tortas de casamiento, tan dulces y deliciosas, que causarán furor entre tus invitados.

De alguna manera, estas cosas forman el primero de los recuerdos del enlace que pueden durar in aeternum, bueno, a excepción de la torta que dura bien poco. Pero si querés que tus souvenirs perduren en el tiempo, es importante que sean útiles y estéticamente bonitos, es decir, que cumplan una función para que, ni todo el dinero que te gastaste ni el tiempo que invertiste en buscarlos, acaben cubriéndose por el polvo de la inutilidad. Te contamos a continuación las mejores ideas para que sorprendas a tus invitados:

Souvenirs para ellas y para ellos

Muchas veces se asocia la utilidad a lo costoso, que es lo mismo, algo que sea realmente útil tiene que salir caro. No, no es así. Hay muchos souvenirs de casamiento económicos que son ideales, prácticos y útiles, pero no te van hacer sangrar el bolsillo. Un buen ejemplo son esmaltes de uñas para tus invitadas, de los colores más usuales como rojo, bordó o un color claro para que puedan combinar con los vestidos de fiesta que tengan. Las etiquetas de los esmaltes pueden llevar impreso el nombre de los novios, como si de la marca se tratase, además de la fecha del enlace y alguna frase que les guste. ¡Una buena manera de personalizar algo común y hacerlo único! ¿Y para ellos? También podés caracterizar las etiquetas de las fragancias para tus invitados.

Si tenés facilidad con las manualidades, entonces aprovechá esta oportunidad para aportar tu creatividad y pasión por el DIY y haz tus propios souvenirs de casamiento en porcelana fría, creando originales porta anillos y collares para tus amigas. Los materiales no son costosos y de seguro quedarán felices con el detalle.

Souvenirs para todos iguales

¿Buscás opciones unisex? Entonces podés pensar en cuadernos pequeños para apuntar cosas del día a día o una agenda para el próximo año. Y para escribir los planes diarios, entonces no podés olvidarte de incluir lapiceras o lápices grabados con frases románticas o, incluso, los nombres de cada uno de los invitados. ¿Más personalizado que eso? ¡Nada! Pero, si querés empalagarlos hasta el último momento después de la cantidad de tortas de casamiento originales y tan fabulosas que se comieron, entonces podés regalar dulces: bolsitas de gominolas, galletas decoradas, caramelos de dulce de leche o, incluso, potecitos de miel o mermelada en frascos de cristal. 

Otras ideas únicas de souvenirs originales están en regalar kits antiresaca con todo lo necesario para pasarla del día siguiente o un pequeño juego erótico de parejas para los más atrevidos.

¿Alguna idea más sencilla?

Los broches de novios son muy tiernos y románticos, además, si en tu casamiento hay un photocall, podés enganchar las fotos de tus invitados en el brochecito. ¡Una idea súper! Las flores y plantas tampoco cansan nunca y gustan a todos. Podés obsequiarlas en macetitas pequeñas o, incluso, regalar en frascos transparentes semillas de frutas o verduras para que crezca un árbol fuerte lleno de amor. ¿Y si hace calor? Un abanico es el mejor aliado para tus invitadas que llevan peinados con pelo suelto en verano. ¡Muy refrescante!

Si son amantes de las ilustraciones, entonces pueden hacer tarjetas de casamiento originales para entregar como souvenirs después de la fiesta. Una muy buena idea es anotar frases para tarjetas de casamiento con graciosas oraciones, además de añadir detalles característicos de la fiesta, como puede ser un dibujo de alguna de las tortas de casamiento sencillas del mesón de dulces, o una divertida caricatura de los novios. ¡Solo basta un poco de creatividad y muchas ganas para crear recuerdos únicos para sus invitados!

Así como los peinados de novia pueden ser muy prácticos, los souvenirs también deben serlo para que sean inolvidables y un recuerdo imborrable, como los vestidos de novia tan preciosos y espectaculares que te probaste hasta encontrar el tuyo.