Naiara Argüello
Naiara Argüello

Cada instancia de la boda se vuelve única e inolvidable, más aún cuando nace del corazón. Si recibiste tu invitación de bodas, pero además querés dedicarles unas palabras a los novios o te pidieron que lo hagas, tus preocupaciones no pasarán por la torta de casamiento, los centros de mesa o los souvenirs originales. Aunque nunca hayas hablado en público, no podrás negarte a esta petición. Consejos para triunfar.

1. La brevedad

Lo importante aquí es evitar el aburrimiento. Quienes recibieron sus tarjetas de casamiento originales están cenando, bailando, riéndose y no quieren detenerse a escuchar un discurso. El tiempo ideal es no más de cinco minutos. Con ello vemos que el guion tiene que ser breve y conciso, con un lenguaje sencillo, sin palabras rimbombantes. Estará dirigido a un público general que se está divirtiendo y quizá le cueste prestar atención

Alejandra Falcone
Alejandra Falcone

2. El humor

Un discurso serio pierde el interés de quienes están allí para disfrutar del momento y de la torta de casamiento original. Si la energía venía bien alta, un discurso sin cuotas de humor o demasiado formal la bajará de súbito. Sin embargo, no se trata de ser chistoso propiamente, sino de contar alguna historia o anécdota divertida, compartida con los novios. Todo el mundo prestará atención porque se sentirán identificados con el momento, más aún cuando se introduce también la emoción.

3. El foco

Este discurso será muy importante para el orador, pero en realidad el foco está puesto en la pareja. Es en ellos donde estarán posadas las miradas, en el vestido de novia sencillo y en el traje azul. Los novios son los protagonistas de la historia y de ese discurso y el orador será el medio por el cual lleguen las palabras a todos los invitados. Vinculado con esta clave, es primordial que cuides los detalles y seas sutil. Quizá haya situaciones personales que no sean apropiadas para contar. Es un tiempo de celebración de la unión.

Focus In Life
Focus In Life

4. Romper el hielo

Para lograr el objetivo del discurso, y en consonancia con esa brevedad de la que hablamos al principio, romper el hielo y captar el interés de quienes están allí puede ser todo un desafío. Y ¿cómo se logra? En la actualidad, la capacidad de atención se pierde solo en diez segundos si el discurso no inicia con algo inusual, llamativo, fuera de lo común. En el mundo de la comunicación se habla de abrir un discurso o una presentación con fuerza. Entonces, al comenzar a escribir la narrativa, deberás buscar esa frase encantadora, inesperada, cargada de energía que se apodere de inmediato de la curiosidad de todos los comensales.

5. Estructura del discurso

Una clave para escribir es dividir el guion en tres partes interconectadas. Se habla de introducción, nudo y cierre. Primero debés ordenar todas esas ideas en un borrador. Esta estructura del discurso puede darse de diferentes formas. Por ejemplo, en una línea temporal, contando algo del pasado común, lo que significa ese día de la boda y, por último, qué les desean a los esposos. Otro modo es comenzar con una situación de contexto, alguna historia relacionada con la organización de la boda o las tarjetas de casamiento divertidas, luego contar alguna anécdota graciosa del pasado y terminar con una reflexión.

Cecilia Aiscurri
Cecilia Aiscurri

6. Final memorable y agradecimiento

La introducción vino cargada con fuerza. El cierre debe ser memorable. Pero es significativo unir ambas partes. Volver al inicio y cerrar con los mejores deseos para la pareja, levantando las copas para acompañar estas últimas palabras. Finalmente debés agradecer no solo haber sido invitado sino también elegido o elegida para dar el discurso. Es un detalle que no pasa inadvertido.

7. Sin leer

Una vez redactado, es importante que lo practiques tantas veces como sea necesario. Podés llevar tus notas, pero leer el discurso te quita espontaneidad. La práctica intensiva hace que logres decir tu discurso como si conversaras, con soltura y naturalidad, aunque hablar en público no sea fácil para nadie. Así que solo es ensayar y ensayar frente al espejo o frente a un familiar que te hará alguna observación para que puedas mejorar.

Caluwa Studio
Caluwa Studio

Disfrutá de la escritura, quizá descubras una parte desconocida. Si las tarjetas de casamiento indican el dress code, será momento de elegir el vestido de fiesta sencillo o el traje casual que te favorezca y sentirte feliz y ansioso o ansiosa porque llegue el gran día.