Manu Mora
Manu Mora

Al igual que otros puntos fuertes del look, como el vestido de novia, el maquillaje y los zapatos, el peinado de novia es el condimento necesario para demostrar personalidad y frescura. Las flores son grandes aliadas para el cabello. Desde una vincha tupida hasta un rodete, cola alta o media cola adornada con pequeños ramilletes. No hace falta que sea un peinado demasiado elaborado, hay peinados fáciles que, eligiendo los accesorios adecuados, se pueden adornar para conseguir un look 10 puntos.

Vinchas

Victoria Cuomo
Victoria Cuomo

Súper cómoda para no tener el pelo en la cara, y además muy decorativa. Podés usarlas con flores artificiales para poder guardarla y seguir reutilizándola, o con flores naturales. Son ideales para usar con vestidos de novia sencillos ya que le dan el toque de color. También pueden combinar con el ramo de novia. Algunas de las flores ideales son las orquídeas pequeñas, lirio o gerbera, intercaladas con ramilletes.

Si tenés el pelo oscuro usa tonos pastel, blanco, rosa, rojo y azul. En cambio, si tu pelo es rubio o muy claro, buscá tonos oscuros para que resalten como el rojo, rosa o fucsia

Trenzas

Bleu Estudio
Bleu Estudio

Este tipo de peinados está muy de moda y, por su comodidad, es ideal para los meses de primavera y verano. Hay varias variantes: pueden ser trenzas cocidas que van desde las raíces hacia atrás, trenzas pequeñas y trenzas más grandes y desarmadas, con un estilo más descontracturado.

Karin Schönhals
Karin Schönhals

Los peinados con trenzas fáciles son tendencia y podés agregarles flores pequeñas y super delicadas para intercalar con los mechones, como cherry blossom, lilac o berries.

Media cola

Franco Perosa
Franco Perosa

Si sos de las que prefieren los peinados semirecogidos y deseás aportar un poco de color, las flores son tus grandes aliados. Podés utilizar el amarre de media cola para agregar hortensias, magnolias o violetas con unas horquillas. La idea es tapar la gomita de pelo con alguna flor grande que llame la atención. A ese detalle podes sumarle algunos bucles de medio a puntas para aportar volumen y un poco de movimiento.

Rodetes

Sebastián Correa Palacios - Fotógrafo
Sebastián Correa Palacios - Fotógrafo

Los peinados recogidos son cómodos y elegantes. Si queres llevar un rodete y decorarlo para que no sea tan simple podes armar pequeños ramilletes y agregarlos con pequeñas hebillas. También podes pegar la base de la flor cuidadosamente a hebillas a presión para sostener mejor. El delphinium es una opción súper pequeña pero muy chic, así como la hydrangea.

Ou Clock
Ou Clock

Coronas

Estudio Saint
Estudio Saint

Las coronas son como las vinchas, solo que en vez de ser utilizadas para agarrar del pelo y alejarlo del rostro, se usan por encima de la coronilla de la cabeza. Son puramente decorativas y se pueden hacer con una base de plástico o bien con un alambre forrado en cinta bebe. El truco para que sea colorida es usar flores artificiales y pegar flor por flor, alternando con hojas verdes que den el toque natural.

Las coronas quedan genial con peinados con rulos y también con el cabello planchado. Además, podés usar una cola baja despeinada, armandola tirante y luego separando con los dedos un poco y abultando las mechas para generar texturas.

Cualquier prenda o outfit combinará muy bien con unas flores naturales. Todas estas ideas se pueden complementar tanto con tu vestido principal como con tu vestido de novia para civil. Si conseguís comprar al por mayor, podés usarlas también para adornar la torta de casamiento, armar ramitos con frascos para los souvenirs o decorar algún rincón bien romántico del salón.