Cruz Make Up
Cruz Make Up

Armar el look nupcial conlleva tener en cuenta muchos aspectos. El vestido de novia, un maquillaje a tono, los accesorios y el peinado de novia, que también merece atención. Si optás por un peinado recogido o por uno con pelo suelto, debés pensar adornos y complementos que se ajusten a cada uno de ellos. Desde coronas y dijes, pasando por flores hasta sombreros vintage como una propuesta diferente. ¡Las opciones son infinitas!

Coronas

Ideal para aquellas novias que no quieren pasar desapercibidas. Las coronas pueden contener una variedad infinita de ornamentos, decorados y detalles. Son ideales si optás por un vestido de novia sencillo y querés levantarlo un poco. Doradas, color plata o bronce, le darán ese toque "metal" al outfit. También pueden ser de un color neutro —que se mimetice con el cabello— y para darle brillo le podés agregar piedras brillantes, ramitas y dijes. Quedan genial con peinados con pelo suelto y también son un comodín para que lo usen novias que busquen opciones para peinados para pelo corto, ya que si no lo recogen, se mantiene el largo.

Broches

Hazlo Real
Hazlo Real

Si el peinado por el que optaste es recogido o media cola, podés tener en cuenta usar broches o peinetas. Estas últimas van muy bien para peinados semirecogidos ya que no alcanzan a sujetar todo el pelo pero a la vez pueden sacar de apuros cuando hace calor o tenemos el pelo en la cara.

Adornos para recogidos

Lulu Grondona Peinados
Lulu Grondona Peinados

Algunos adornos los podés hacer vos con tus propias manos. Necesitás ir a una mercería y elegir lo que más te guste y mas te identifique. Algunos ejemplos son las perlas, que quedan muy finas y delicadas en cualquier cabello. La idea es pegarlas en una colita de pelo o en una tanza o alambre para atarlas a horquillas. También podes usar flores de tela que no se rompen ni se desprenden de sus pétalos mientras armes el peinado.

A juego con el ramo

Karin Schönhals
Karin Schönhals

El complemento son las flores naturales. Claro que las flores secas o sintéticas son una opción más, pero lo natural siempre es mejor para lograr un peinado delicado. Aún mejor podría ser combinar estas flores con las del ramo de novia. Podés comprar las flores en un mismo lugar y luego separarlas para algunas incrustarlas en tu cabello con clips invisibles. Reservá un par más de las que vas a usar por si alguna se cae o se rompe. Una gran idea es jugar con colores complementarios o escalas cromáticas.

Sombrero

Graciela Rozas Sombreros y Tocados
Graciela Rozas Sombreros y Tocados

Este tip va a depender mucho de la personalidad de la novia, si se anima o no y qué gustos tiene. Los sombreros tienen una historia dentro de los looks nupciales ya que se solían utilizar bastante. Si la boda es al aire libre puede ser una opción diferente. De hecho, con sacarlo a la mitad de la fiesta ya parecerá que cambiaste el outfit por completo.

Las mejores alternativas son el estilo boater, con algún lazo decorativo, un estilo trilby para novias retro, homburg para un casamiento más formal con un dejo masculino o el estilo panamá para una boda relajada, chill y bohemia. Si preferís un estilo bien femenino de décadas pasadas algunos modelos son: el fedora, el floppy o el cloché, que es un chapéu bien estilo francés, al igual que la boina o la capelina. Pueden ser de tejidos livianos para evitar el calor e incluir detalles como grandes moños, flores o piedras.

Lo ideal es saber muy bien cuales son los complementos en torno al resto del look para acertar con los mismos y que no resulte muy cargado. También es fundamental que sepas cómo será tu peinado. Si es un peinado con trenzas fáciles, si es más trabajado, si estará suelto o atado. Todos aquellos complementos que utilices serán tu gran souvenir de casamiento que podrás atesorar después de tu gran día.