Clara Vittino Fotografía

En la organización de las bodas, todos los procesos de elección se tornan complejos, como las invitaciones de boda, los arreglos florales o los souvenirs de casamiento. Por ello queremos acompañarte para que encuentres tu vestido de novia con encaje o bordados perfecto, sin que te abrumen los nervios. Algunas novias ya tienen ideas preconcebidas, otras necesitan un poco más de orientación. 10 reglas de oro para saber por dónde comenzar.

1. Tu personalidad

La regla número 1 es sentirte cómoda y bella. Que el vestido se amolde a tu personalidad y te represente como sos son ideas esenciales al decidir sobre tu vestido. Debés encontrar la tendencia con la que sientas compatibilidad 100% y que resalte lo mejor de vos. El vestido de novia tiene que ser lo que quieras y sientas en tu corazón, aunque resulte en un modelo poco frecuente.

Más que Mil Palabras

2. Tu presupuesto

Hoy en día, cuidar el presupuesto es indispensable para contar con todos los elementos que pensaste para tu boda. Salirse de los números puede dar dolores de cabeza. Las opciones para encontrar tu vestido incluyen explorar en tiendas de novia y outlets, hacerse un vestido a medida o decantarse por renovar un vestido de novia usado o heredado, ideal para una boda vintage.

3. El entorno

El lugar de la celebración y la época del año te dan una perspectiva amplia sobre los tejidos y diseños por considerar. Una boda en una iglesia no es igual que en una pequeña capilla, o una boda urbana no es lo mismo que una campestre. En otras palabras, no solo depende del aspecto físico, sino también del entorno nupcial.

Fotopía

4. Los tejidos

Los tejidos tienen cierta complejidad y conocerlos te dará algunas ventajas al momento de visitar las casas de novia o diseñar tu propio vestido de novia sencillo. Los hay más rígidos o más ligeros. Cada tipo de tela le otorga características propias al vestido, ya sea que busques volumen, textura, plisados, rigidez o caídas etéreas, entre muchos. Algunos tejidos se pueden utilizar en todas las épocas del año, otros son más adecuados para el invierno o para el verano.

5. ¿Comprado o a medida?

En la actualidad, las novias tienen muchos caminos para llegar a su vestido soñado. La opción de un modelo confeccionado a medida trae aparejados varios detalles que se deben considerar. Los tejidos con los que trabaja el diseñador y sus referencias, las entrevistas previas, el diseño artesanal, entre otros. Si elegís una tienda, es importante contar con un abanico de vestidos de novia para elegir el modelo perfecto y tener una compra placentera.

Filmyco

6. Cita previa

Si ya hojeaste revistas, exploraste la web sobre tendencias en vestidos de novia 2019 y nuevas colecciones, seguramente ya vas a tener agendadas algunas tiendas o casas de confección. Programá las citas con suficiente antelación, ya que las casas de novia suelen trabajar con un calendario para poder brindar sin interrupciones toda la atención que las novias requieren. No te quedes con un lugar solamente. Si te gustaron varios diseñadores, probate sus vestidos. No hay nada que perder.

7. Una segunda mirada

Un segundo parecer es de gran importancia al momento de comprar tu vestido de novia. Asegurate de ir acompañada por alguien de confianza, que te diga su opinión sin compromiso; una sola persona es mejor para evitar confusiones. Suele pasar que el vestido que adoramos en los catálogos o las vidrieras no nos cae como un guante porque las siluetas difieren. Esa persona que conoce tus gustos te puede indicar fehacientemente si el vestido te favorece o no.

Nicolas Golub

8. Dejarse asesorar

Si sos de las afortunadas que ya conocen de antemano el modelo que les sentará de maravillas, no vas a tener que pensar en nada más. En otros casos, podés sentirte abrumada por la cantidad de información. Es el momento de probarse distintos diseños o cortes, con diferentes escotes, espaldas más o menos profundas, vestidos de novia cortos o los nuevos largos midi. Dejate asesorar por los profesionales y confiá en tu instinto.

9. Probarlo y sentirlo

Puede ser que hayas quedado encantada frente al espejo con el modelo que encontraste. Los expertos aconsejan que no solo te lo pruebes, sino que lo experimentes, caminando, moviéndote, probando que la falda no se enrede entre tus piernas, que los breteles queden en su sitio, que puedas respirar… Es normal tener que hacer algunos ajustes si comprás el vestido en una tienda o hacer entre tres y cuatro pruebas si te decidiste por un vestido hecho a medida.

Táboas Bianciotto Fotografías

10. Última regla de oro

La evolución en el mundo de los casamientos se traduce en una libertad de conceptos y en novias que no se atan a tradiciones. Ellas eligen vestidos de blanco tradicional o de colores, vestidos largos o cortos, diseños súper femeninos. Todas las novias son diferentes, novias de películas, novias de encaje, novias con bordados y abalorios, novias glamorosas, novias boho, novias escote corazón, novias años 20, novias princesas, novias etéreas, novias reinas por un día.

Las novias declaran su propio estilo y hacen de su vestido de novia su propia presentación. Ahora, para tu vestido, necesitás encontrar el peinado de novia 2019 ideal que combine con tu estilo personal. ¡Radiante!