Esteban Esjaita

Para disfrutar de una hermosa luna miel, antes tienen que dar el “sí, quiero”. Pero mucho antes que eso, tienen que organizar su casamiento y eso conlleva buscar el vestido de novia y el traje del novio, pedir turno en el Registro Civil, buscar Iglesia - si quieren tener una ceremonia religiosa -, concretar el número de invitados, encontrar souvenirs originales, definir el estilo del casamiento para buscar la decoración acorde a él, enviar las invitaciones de boda y un largo etcétera, donde también se encuentra pedir la licencia de vacaciones por matrimonio. Antes de pedirlo, tenés que saber algunas cosas.

¿Qué es el permiso de vacaciones por casamiento?

Se trata de una licencia que les tienen que dar por ley en la empresa donde trabajan por haber contraído matrimonio. Independientemente del tipo de casamiento que elijan – civil o religioso – la empresa se las tiene que conceder. Es un permiso especial para que puedan disfrutar de su merecida luna de miel tras varios meses de organización del gran día.

Bokeh Estudio

¿Cuántos días de vacaciones me da la empresa?

Según la Ley de Contrato de Trabajo de Argentina, a todo trabajador que se vaya a casar le corresponde una licencia de 10 días corridos para disfrutar de su viaje de novios. Si les parecen pocos días, también cabe la posibilidad de hablar con los jefes de su empresa para ver si pueden pedir más, adelantar las vacaciones o una licencia.

¿A partir de cuándo podemos disfrutar del permiso?

Por lo general, el permiso se activa el primer día laborable después de la ceremonia. Es decir, si se casan un sábado y su jornada laboral es de lunes a viernes, se empieza a contar desde el lunes.

Manu Mora

¿El permiso de vacaciones por casamiento es retribuido?

Sí, es retribuido. Esta licencia es un derecho del trabajador. Esto quiere decir que mientras estén disfrutando la luna de miel, la empresa les pagará como cuando se van de vacaciones.

¿Lo podemos pedir más adelante?

Si después de dar el “sí, quiero” no tienen pensado irse de luna de miel, porque el viaje sale más caro en la temporada en la que se casan o el destino que eligieron les gusta más en otra estación del año, pueden hablar con sus respectivos jefes para pedirles que se las atrasen hasta la fecha del viaje. Si lo aceptan, van a tener más tiempo para hacer la valija y llevar todo lo que necesitan para disfrutar del viaje, así como ropa más especial como vestidos de fiesta sencillos para ella y trajes cómodos para él.

Glas Fotografía

¿Con cuánto tiempo de antelación tengo que avisar?

Sean precavidos, igual que lo fueron para reservar la torta de casamiento sencilla. Deben avisar a sus respectivas empresas con tiempo para que ellas puedan organizarse y, si se llevan bien con sus jefes, no se olviden de llevarles sus tarjetas de casamiento originales para invitarlos al gran evento.

¿Podemos juntar las vacaciones con los 10 días por casamiento?

Sí, es posible juntar vacaciones con licencia siempre y cuando la empresa esté de acuerdo. Seguramente tengan más posibilidades si la fecha del casamiento está cerca de las vacaciones anuales que les corresponden. Si quieren juntar el permiso con las vacaciones, desde acá les recomendamos que anuncien primero que se van a casar y más tarde que van a agarrar los días de licencia, para que la empresa los diferencie y no les cuente todo como “vacaciones”. Si tienen pensado dar el “sí, quiero” durante período de vacaciones, no se les otorgará esos 10 días libres de más.

¿Les acalaramos las dudas? ¡Esperamos que sí! De esta manera se pueden centrar en otros puntos de la lista de la organización del casamiento como enviar las tarjetas de casamiento que eligieron con tanto cariño y esfuerzo. Si todavía no las tienen, no se pierdan las frases para tarjetas de casamiento más originales para sorprender a sus invitados.