Lucas Cuello Fotógrafo

Llega uno de los momentos más esperados por las novias: empezar a comprar todo lo necesario para lucir el gran día. En ese combo entran el vestido de novia, pensar en el tocado o velo, en cómo será el peinado de novia, los zapatos y los accesorios. Para que se no te olvide nada, hoy te dejamos este artículo súper informativo, para que después de elegir tu vestido de novia con encaje, ¡sepas qué sigue!

1. Determinar cuál es tu presupuesto

Kalimera Fotografía

Lógicamente, cada novia establece su propio presupuesto para fijar la cantidad de dinero que debe gastar para armar su look. Por eso, es lo primero que tenés que definir, ya que en base a eso podrás saber a qué lugares ir. Para armarlo, si bien depende de tu economía, tené en cuenta que necesitás comprar, como mínimo, tu vestido de novia 2019, comprar accesorios para el peinado semirecogido o recogido que elijas, los zapatos y la bijouterie.

2. Existe un orden de prioridades a seguir

Pogo Eventos

Antes de armar la lista completa de lo que tenés que adquirir para tu look de novia, establecé una tabla con un cierto orden de prioridades. No solo por una cuestión de tiempo y costos, sino porque hay elementos que definen a otros. Por ejemplo, si elegís un vestido de novia corto, tendrás que elegir zapatos que combinen con él.

3. Elegir el estilo y comenzar con el vestido

David Restrepo Fotografía

El protagonista del outfit nupcial es sin duda el vestido de novia. El resto serán complementos. Por eso, mirá varios modelos y elegí un estilo con el que te sientas cómoda. Tanto si lo comprás como si lo harás con una modista, el tiempo recomendado para esta compra es de seis a ocho meses antes. Esto te ayudará a buscar con tiempo y además te dará tiempo para hacer modificaciones, en caso de que fueran necesarias. Luego de haber elegido el vestido, tendrás que comprar ropa interior nueva que se adapte, por supuesto, a tu vestuario.

4. Los zapatos: definiendo tu look

Gabriel Purziani Fotógrafo

Una vez que tengas el vestido, llegó la hora de comprar los zapatos o sandalias. Como ya sabés, deben acompañar el estilo general de tu vestido, teniendo en cuenta factores como la estación del año, el género, el corte y el escote.

El vestido y los zapatos son los elementos más caros de tu outfit, por lo que una vez que ya los tengas, tendrás un panorama más claro de cuánto podés destinar para lo que falta. Para poder ablandar los zapatos o sandalias, se recomienda que los tengas por lo menos tres meses antes del casamiento.

5. El peinado y sus accesorios

Digital Vest

Independientemente de si tu peinado fácil o más complejo será hecho por un estilista o por vos misma, necesitás accesorios para que luzca mucho mejor. Si bien esto dependerá de qué tipo de peinado preferís, en esta etapa tendrás que elegir entre un tocado, una tiara, alguna corona de flores o broches. Para sumar a la lista del pelo, es importante que empieces a comprar productos que lo hidraten y nutran, para que llegue sano y brillante al día B.

6. Accesorios y maquillaje

Por último, y por lo menos uno o dos meses antes de la boda, es necesario comprar los accesorios, como los aros y collar, en el caso de que decidas llevar uno. No es necesario que estos sean demasiado caros o lujosos, sobre todo si tenés en cuenta que solo acompañan, no son los protagonistas.

Si vas a ser vos quien se maquille para el casamiento, considerá comprar uno de buena calidad, que cuide tu piel, que sea duradero ¡y a prueba de lágrimas de emoción!

7. Tener a mano un kit de emergencia

Project Art Deco

Por lo menos una semana antes de la boda, hacé un check para controlar que no te estás olvidando nada. No lo hagas la noche anterior, porque si ocurre algún imprevisto, vas a tener menos posibilidades de solucionarlo.

Es importante que en el kit incluyas aguja e hilo de todos colores, botones, cierres, alguna cinta, elástico, y quitamanchas, por si se diera algún percance mientras te estás preparando.

Ahora sí, ¡estás lista para casarte! Conseguiste ese vestido de novia de famosas que tanto te gustó, pudiste conseguir buenos precios para los zapatos y joyas que te harán lucir muy elegante. Si además ya tenés listos los souvenirs de casamiento, las invitaciones entregadas y confirmadas y la decoración elegida… ¡sólo resta esperar para dar el gran sí!