Eglantine Créations
Eglantine Créations

La apariencia del tul, un tejido espumoso y elegante, hace que sea uno de los preferidos para confeccionar vestidos de novia y velos. Por un lado, los velos van cargados de romanticismo, como las tortas de casamiento, y por otro, el tul trae connotaciones vinculadas con la tradición. Si estás en la búsqueda del vestido de novia 2020, es el momento de palpar el aspecto etéreo y romántico de los tules. Consejos y tipos de tules.

1. El tejido más romántico

Pronovias
Pronovias

Organza, encaje, mikado, tules... son muchas las telas que se pueden utilizar en la confección de vestidos de novia. El tul aporta volumen y elegancia en las faldas superpuestas y es el tejido romántico por antonomasia para velos de novia. Es uno de los tejidos más elegidos por sus cualidades de durabilidad y resistencia.

2. ¿De dónde viene el tul?

Pronovias
Pronovias

Reconocemos el tul en las faldas de vestidos de novia princesa, en los múltiples volantes y en los velos de novia. El término proviene de la ciudad francesa de Tulle, donde nació la forma mecánica de fabricarlo a principios de 1800. En esa ciudad ya se fabricaba encaje de guipur con la técnica de bolillos. En principio, el tul de lino o seda se elaboraba de forma artesanal como fondo para apoyar esos motivos de guipur. Con la Revolución Industrial, el tejido se hizo de forma mecánica y se abarataron los precios con materiales más económicos como el algodón.

3. La inspiración

La inspiración de la falda de tul que utilizaban las bailarinas se impuso como referente cultural y el vestido sílfide era el sueño de las mujeres en el rígido siglo XIX. Las faldas largas y acampanadas ganaron popularidad hasta principios del siglo XX. En la segunda mitad del siglo aparecieron las faldas tutú. Muchos diseñadores recurren a menudo al tul para sus nuevas colecciones de vestidos de novia e incluso intrincados vestidos elegantes para fiestas de noche.

4. Según el hilo

Pronovias
Pronovias

El tejido se caracteriza por ser ligero, transparente, consistente y etéreo a la vez, de textura suave o áspera. Otorga volumen y forma, ideal para acompañar los peinados recogidos. Su malla fina de red en hexágonos u octógonos se teje con hilo multifilamento, cuyo material base puede ser seda, algodón o fibras artificiales (rayón, poliéster, nailon).

  • Tul de seda. De un tejido más cerrado, la seda natural es más suave al tacto y tiene mejor caída que el poliéster. Es uno de los favoritos por el efecto de suavidad que crea en las faldas y en los velos. Es el material más noble para confeccionar vestidos de novia sencillos y velos.
  • Tul de poliéster. Es la fibra más común utilizada para fabricar tules. La calidad del poliéster ha avanzado mucho. A veces se mezcla con otras composiciones, pero un buen poliéster puede acercarse bastante a la calidad de la seda.
  • Tul de algodón. La composición le otorga más suavidad al tul y, por otro lado, le confiere un aspecto rústico y natural de redecilla. Su tramado es más elástico y resistente. Sería una opción sedosa para confecciones, intermedia entre la seda y el poliéster.

5. Según el tejido

Pronovias
Pronovias

Según el tipo de hilo y las formas de tejerse y cruzar esos hilos, hay diferentes tipos de tules en el mercado para diseñar vestidos de novia y velos. Entre ellos, los más utilizados para velos son:

  • Tul de plumeti. Es un tejido elástico traslúcido, ligero y con caída. Es de textura muy fina y los bordados abullonados le otorgan un aire fresco.
  • Tejido ilusión. Por lo general, es un tejido de poliéster, blando y moldeable, ideal para velos y espaldas y mangas de vestidos de novia con encaje.

Los velos y los tocados son los accesorios perfectos para mostrar el estilo de la novia, pero no quita que los peinados fáciles sin velo sean suficientes para resaltar la propia belleza natural. El peinado de novia también influye en el tipo de velo que eligen las novias.