Glas Fotografía

Como ya sabés, siempre hablamos de colecciones de vestidos de novia, te damos ideas para souvenirs de casamiento, te sugerimos los consejos más útiles para que todo salga perfecto el gran día o te enseñamos los peinados de novia más actuales. Llegó el momento de contarte sobre la elección de la lencería para completar al 100% tu estilo de novia. ¡Allá vamos!

Elegí los tejidos más cómodos

Intimissimi

Podés elegir infinidad de tejidos de lencería que aporten comodidad y, al mismo tiempo, que potencien tu sensualidad. Los tejidos más usados por las novias son de encaje, de seda, de lycra, de raso, con o sin transparencias.

Según las telas de los vestidos

Pogo Eventos

Hay detalles que debés tener muy en cuenta si no querés que la lencería se vea a través del vestido. Uno de los detalles a tener en cuenta es que las telas suaves como el encaje, el tul, georgette, chiffon o el charmeuse de los vestidos bordados permiten casi cualquier tipo de lencería. Pero, ¡cuidado con los encajes con transparencias! Recordá que la lencería tiene que ser como una segunda piel, si el vestido de novia para el civil o para la iglesia está confeccionado con telas ligeras y delicadas como la seda. La lencería debería, por tanto, amoldarse totalmente al cuerpo para que no se note, ser sin costuras para evitar marcas y, por supuesto, ser del mismo color que el vestido. Por otro lado, las telas pesadas son muy sensibles a las marcas y, como el satén, el tafetán o la organza, prefieren una lencería armada.

Todo depende del corte del vestido

Cummins Producciones

El tipo de corte es determinante para elegir el modelo de ropa interior. El corset es perfecto para vestir con cortes holgados, como el corte princesa. La ropa interior estilo bombacha, culotte o tanga sin costuras son los más idóneos para los cortes más ajustados como el corte sirena y el recto, estilos perfectos para combinar con peinados con pelo suelto.

Los corpiños push-up son los indicados para los vestidos de corte imperio o en A, ya que la zona del busto recibe un mayor protagonismo. Aunque una lencería con encaje o un body también son excelentes opciones para vestidos de novia sencillos. Siempre va a depender del tejido con el que esté confeccionado el vestido. Si querés crear un efecto fino y esbelto, las prendas remodeladoras como las bombachas altas o las fajas te ayudarán a estilizar la figura.

El escote también importa

Mayra y Mariano Fotógrafos

Se debe tener muy en cuenta el tipo de escote de tu vestido de novia corto o largo. El corpiño bandeau, con o sin relleno, es uno de los ideales para llevar con escote de estilo corazón, strapless, halter o un escote redondo muy abierto de lados. Si querés realzar el busto entonces necesitarás uno con push-up. Pero si lo sentís incómodo, podés usar un corsé rígido.

Por otro lado, el corpiño de talle bajo y sin tiras se convierte en el perfecto para escotes en V, escotes asimétrico o escotes pronunciados de espalda. Este estilo de corpiño evita que se asome por encima del vestido. También, las tasas o copas sueltas son ideales para los escotes de este tipo.

Si ya elegiste la lencería antes de probarte el vestido, es muy importante que la lleves el día de la prueba para ver si el resultado es óptimo. De lo contrario, deberás ajustar el estilo de tu lencería al estilo de tu vestido de novia con encaje, con transparencias o de tejidos gruesos o ligeros, tal y como te comentamos. Seguro que este artículo le servirá a tus amigas para que puedan elegir la lencería más adecuada según sus vestidos de fiesta. ¡Compartilo con ellas!