Inés de Ezcurra

Cada vez más las coronas de flores se imponen como tendencia tanto para las novias como para las invitadas. Siempre han estado ligadas a las deidades de la femineidad, la primavera o la inspiración. No sólo con flores naturales y en colores claros para bodas campestres y de día, sino también en tonos más intensos, de materiales variados e incluso incorporando detalles con brillos o metalizados, con el glamour suficiente para eventos nocturnos. Te damos todas las recomendaciones para que deslumbres.

Tipo de evento

Una de las primeras cuestiones a tener en cuenta a la hora de definir el estilo de tu corona de flores como invitada, es la necesidad de saber al tipo de evento que asistirás. De allí se desprenderá la decisión del tipo de flores, tamaño, color y material que la compongan. Averiguar si la novia llevará corona de flores es otra buena idea, ya que de ningún modo querrás eclipsarla. Las coronas van bien y favorecen a mujeres de todas las edades, que tengan la actitud necesaria para llevarlas. Las coronas de flores son un buen complemento para quienes quieren lograr un estilo campestre en su look, aunque esto dependerá también del tipo de flores que se elija, de los materiales y colores. Con especies silvestres, de colores claros, el estilo será más rústico; con flores de colores más definidos e integrando materiales brillantes, el efecto será más romántico o glamuroso. El peinado que acompañe, también ayudará a definir el look; el cabello suelto, lacio o con ondas flojas, tendrá como resultado un estilo muy romántico.

Inés de Ezcurra

Forma

Respecto de su forma, las coronas pueden ser totalmente cerradas, o ir atadas con una cinta trasera. Existen también opciones como las media coronas, que básicamente son apliques que pueden colocarse al frente, al costado o en la parte trasera del peinado, o hasta coronas “reversibles” en las que la mitad se encuentra recubierta de flores, y la otra mitad, forrada en cinta, dando toques diferentes a las distintas perspectivas del peinado; una suerte de dos tocados en uno. Lo positivo de las media coronas o de las coronas tres cuartos es que, al no ser cerradas, permiten manejarlas más fácilmente, sin condicionar los peinados que las incluyan. En el caso de las media coronas, podrán ir posadas sobre la cabeza cortando la frente, o insertas como vincha.

Inés de Ezcurra

Tamaño de las flores

El tamaño de las flores que elijas llevar dependerá mucho de tu personalidad y del protagonismo que te permitas tener. Las de volumen aumentado serán para las más osadas, y lucirán mejor en mujeres altas o de gran porte. La tendencia habla de que cada vez más invitadas se inclinan a sobresalir llevando incluso otro tipo de adornos que integran flores, en los hombros o la espalda del vestido.

Tonos de la vestimenta

Considerando los tonos de del vestido de fiesta o vestimenta elegida, las coronas deberán ser complementarias. Con atuendos estampados, serán monocromáticas; con lisos, tendrás más libertad para introducir composiciones de color y especies florales en tu tocado.

Chal Chal

Tipo de flores

En cuanto al tipo de flores, lo que viene pisando fuerte son las mezclas de materiales, que combinan las especies secas con piezas de porcelana o latón; queda atrás el minimalismo, dando paso a los diseños más atrevidos y potentes, en los cuales las invitadas apuestan a divertirse y a expresar más su creatividad.