Benjamín & Keila
Casamiento de Benjamín & Keila

El día de la boda es tan inolvidable que desearán poder volver a revivir cada uno de esos instantes. Con las fotografías es posible: volver a ver tu hermoso vestido de novia, recordar los vestidos de fiesta de tus invitadas, rememorar el momento del corte de la torta de casamiento. Todo tiene un valor incalculable, por lo que es fundamental conseguir las mejores fotografías. ¿Cómo lograrlo si el festejo será durante la noche? Tips útiles para tener en cuenta.

Conseguir los servicios de un fotógrafo personal

Laureano Piccini Fotografía
Laureano Piccini Fotografía

Nuestro primer consejo es que contraten los servicios de un fotógrafo profesional especializado en bodas. Esto les garantiza que él sabrá calcular con eficacia cómo conseguir un gran recuerdo de su boda inmortalizado en una foto. Tengan en cuenta que durante la noche la iluminación jugará un rol clave: queden atentos a algunas alternativas que les dejamos en este artículo, que son útiles no solo para retratarlos a ustedes, sino a la hermosa decoración de la boda, a sus souvenirs originales, a la auténtica torta de casamiento sencilla y a cada uno de los detalles que pensaron con tanto amor.

La noche, un momento muy romántico

Bleu Estudio
Bleu Estudio

Visualmente la oscuridad genera un efecto muy bonito en las fotografías, lo cual permite hacer juegos con luces y sombras. Por eso, es una excelente herramienta para jugar con sus fotos de recién casados o, incluso, para realizar una sesión preboda. ¿Quérés tener el mejor recuerdo con tu pareja luciendo el vestido de novia 2020? La noche le sumará un plus a esa ocasión única en sus vidas.

Iluminación, el factor indispensable

Lo que más deben tener en cuenta para obtener buenas fotos durante la noche es la luz. Lo bueno es que se puede conseguir gracias a diversas fuentes, y con cada una de ellas crear un escenario romántico diferente. Por ejemplo: pueden disponer un rincón lleno de velas pequeñas, para colocarse ustedes por delante y crear figuras a contraluz. Lo mismo con guirnaldas de luces pequeñas: si se colocan por debajo, tendrán la luz suficiente para una buena postal. Un tip: las luces cálidas son preferibles a las frías, pues el efecto que se consigue es más ameno.

Aprovechar la ciudad

Una de las características de las ciudades es la gran cantidad de luces que tienen, provenientes de negocios, faroles, autos, y demás. Por eso, es un sitio para pensar en fotos de noche: pueden tomarlas antes de ir a la ceremonia o luego, cuando ya hayan dado el sí.

Lugares como puentes, iglesias, monumentos históricos o grandes avenidas son las elegidas de muchos fotógrafos para lograr impresionantes efectos. ¡Súmense ustedes también a esta tendencia!

Pensar en una opción B

Fotopía
Fotopía

Si bien la noche es un muy lindo y romántico escenario, sería bueno que sumen también fotos con luz de día. Lo que se genera es algo completamente distinto y se podrán apreciar otros detalles. Por eso, sin dejar de lado las fotografías nocturnas, los invitamos a tener también una sesión de día: puede ser unas horas antes, mientras vos lucís tu vestido de novia con encaje en un atardecer, con tu pareja mirando al horizonte…. Y si no creen en tabúes: ¡hagan fotos antes de la boda! Poco importara si el novio ve a la novia con lo bien que quedarán las fotos con luz natural. ¿Se animarían a un first look?

Piensen también en fotografías que den cuenta de cada uno de los pequeños detalles que hacen a todo el ritual casamentero: lo bien que quedó tu peinado de novia, todo la dedicación que le pusieron a sus centros de mesa o la hermosura de sus souvenirs de casamiento. Las fotografías ayudan a detener momentos en el tiempo ¡y recordarlos para siempre!