Diego Ruiz
Diego Ruiz

Muchos novios querrán embellecer su sonrisa para el momento de dar el "sí, quiero". Una sonrisa bonita ya no es solo un capricho de estética, sino que se ha transformado en un síntoma de buena salud. Todo viene marchando sobre rieles, el alquiler del vestido de novia, el tocado y el peinado de novia, los zapatos de novia y los souvenirs de casamiento. Si quieren realizarse un blanqueamiento dental, deben prestar atención a las siguientes pautas.

1. Es importante la consulta

El blanqueamiento dental es un tratamiento que ofrece la odontología para mejorar el color de los dientes. No es un medio mecánico, el blanqueo se consigue por un proceso químico. Como cualquier tratamiento de salud, es importante consultar con un especialista para establecer un diagnóstico correcto y evaluar el tipo de técnica ideal.

Los dientes se oscurecen por factores propios del organismo y por factores externos como pueden ser el consumo de alimentos que tiñan el esmalte, antibióticos o la falta de higiene bucal. El blanqueamiento recupera su blanco natural de forma rápida y sencilla. Hay pocas contraindicaciones, como embarazo, lactancia o hipersensibilidad dental.

Visión Infinita
Visión Infinita

2. Tratamiento odontológico

Debemos considerar que el blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico, por lo cual debemos acudir a un profesional cualificado, quien procederá a hacer un diagnóstico de nuestra salud bucal para verificar que las encías, los dientes y otros tejidos están en condiciones y no se verán afectados de ninguna manera.

3. Tipos de tratamiento

Cuando realicen la consulta, el odontólogo les explicará que hay diferentes tipos de tratamiento y les aconsejará el más adecuado para ustedes.

  • En el consultorio: son tres o cuatro sesiones. El tratamiento se inicia protegiendo las encías a fin de que el producto no entre en contacto con los tejidos. Luego se coloca el gel blanqueador sobre las piezas dentarias. Algunos procedimientos aplican luz led y otros se activan por reacción química.
  • En forma ambulatoria: primero se elabora una cubeta o férula a medida de la boca del paciente, en la cual se colocará el producto para proteger el resto de los tejidos. El tratamiento se hará en casa, de acuerdo con las indicaciones del profesional.
  • En forma mixta: se combinan los dos tipos de sesiones.

Julián Rulli Fotografía
Julián Rulli Fotografía

4. Antes del tratamiento

Para comenzar con el blanqueamiento dental, es ideal estar acostumbrados a una buena higiene bucal, llevar una dieta variada y visitar al dentista una o dos veces al año. En la consulta, el odontólogo realizará un diagnóstico para asegurar un resultado óptimo para embellecer la sonrisa.

5. Después del tratamiento

Para garantizar los resultados, el paciente deberá seguir algunas indicaciones. Entre ellas, no tomar café, vino ni alimentos que puedan inferir en el color, durante al menos 72 horas; evitar bebidas frías o muy calientes dado que pueden provocar sensibilidad; no usar lápiz labial ni fumar los días siguientes al procedimiento.

Franco Perosa
Franco Perosa

6. Al final…

Los resultados son visibles inmediatamente. Podrán lucir una hermosa sonrisa y quedarse encantados. La duración varía, depende de cada paciente y de sus hábitos alimenticios y de higiene dental. Si no hay contraindicaciones, se podrá repetir pasados unos años.

7. ¿Cuándo hacerlo?

Evaluando la boda y los tiempos necesarios para acostumbrarse a los efectos o disminuir la sensibilidad si la hubiera, lo mejor es calcular un par de meses antes de la fecha del casamiento. No querrán que el tratamiento de la bella sonrisa les arruine el disfrute del gran día. Siempre ayuden con mucho cepillado, hilo dental y frecuente limpieza bucal.

El tratamiento puede tener mejores resultados en algunas personas más que en otras. Ya están listos para continuar con el checklist de proveedores, la prueba del vestido de novia y el traje de novio y las visitas a los pasteleros de tortas de casamiento originales.