Luciano Arri

Elegir la iglesia donde darán el “sí, quiero” puede resultar tan complicado como elegir el vestido de novia o el lugar de la celebración. Desde las tarjetas de casamiento, el catering y los souvenirs originales, hasta un circuito por las iglesias más representativas para ustedes, el momento de las diferentes elecciones se resignifica en el compromiso entre ambos. Bases para la elección de la iglesia.

1. Ubicación

Es de los primeros factores que deberán considerar a la hora de elegir la iglesia. Va de la mano con el lugar de la celebración. ¿Se ubica en la propia ciudad? ¿Es de fácil acceso? ¿Qué tan próxima queda del sitio de la recepción? ¿Hay lugar para estacionar? Si se encuentra a las afueras de la ciudad, ¿los invitados podrán llegar fácilmente? Las respuestas les darán las primeras pautas para ir pensando en los diferentes modelos de tarjetas de casamiento.

Digifot

2. Capacidad

Hay algunas iglesias o parroquias que llaman a una ceremonia íntima y, otras, a una boda más concurrida. Si tienen pocos invitados y eligen un recinto grande, quizá esto le quite algo de gracia a la totalidad de la ambientación por los espacios vacíos. Al revés, si les enamora una capilla pequeña pero tienen muchos invitados, algunos de ellos quedarán afuera, sin poder disfrutar del enlace. También se perderán la entrada de la novia con su hermoso vestido de novia sencillo.

3. Valor afectivo

Para algunas parejas resultará significativo el componente emotivo por el cual tomen la decisión. Quizá es el templo donde se casaron los padres, la parroquia del barrio, una tradición familiar, donde se bautizaron, una devoción en particular. En otras ocasiones, si es una iglesia con valor histórico cultural, llena de encanto, también puede influir en las decisiones de la pareja.

Snow Producciones

4. Disponibilidad en el calendario

Que la iglesia y el lugar de la celebración coincidan en la disponibilidad de fechas resulta una conjunción algo complicada y a veces una lotería. Por ello les recomendamos comenzar con la búsqueda un año antes, sobre todo si piensan en una catedral o iglesia significativa. Si ya se decidieron por la época en que les gustaría casarse, entonces es el momento de ver cómo se combinan las fechas libres en ambos espacios.

5. Atrio

¿La salida de la iglesia tiene un espacio amplio para que los invitados puedan arrojarles arroz o pétalos de rosa, una tradición muy popular? ¿Hay lugar suficiente para que la novia pueda desplegar la belleza de su vestido de novia con encaje y cola? Sobre todo en las zonas urbanas, se puede dar que las veredas sean muy angostas o el tráfico muy congestionado. ¿Podrán saludar a los invitados sin estorbar al público en las veredas o quedar bajo techo en caso de lluvia?

Pablo Vega Caro

6. Los detalles

Algunos detalles son necesarios de contemplar para tener hermosas fotos que resguarden la ceremonia como lo más lindo que han vivido hasta el momento. Esos detalles son la iluminación, la música, la decoración, el fotógrafo. Por lo general, los novios eligen cómo organizar estos servicios, tal como lo hacen con la decoración del salón y la torta de casamiento original, pero siempre conviene consultar con la iglesia sobre sus reglas particulares.

7. Requisitos y trámites

Los requisitos para casarse por la iglesia católica son: ser solteros ante la iglesia (salvo caso de nulidad del matrimonio anterior), estar bautizados y realizar el curso prematrimonial. Cuando se acerquen para solicitar turno y abrir un expediente, la secretaría les pedirá documento de identidad, partida de nacimiento, Acta de Bautismo y certificado de curso prematrimonial. Luego deberán asistir con dos testigos para dar fe de la relación, uno por cada miembro de la pareja, mayores de edad, que no sean parientes.

Las iglesias suelen cobrar un canon por el servicio de casarlos. Esto se destina a la limpieza del lugar y los gastos de papelería. Si ya se decidieron, pueden comenzar a diseñar las invitaciones de boda. Elijan una frase para tarjetas de casamiento que conecte con sus emociones. ¡Las hay muy bellas!