Mauro Nespoloni Fotografía
Mauro Nespoloni Fotografía

Tomar decisiones y charlar sobre la pareja es crucial para que la relación se fortalezca. Se trata de estar involucrados en todo tipo de cuestiones y siempre analizar si las cosas están funcionando. Elegir qué tipo de torta de casamiento tendrán, armar souvenirs originales de a dos, y hasta decidir juntos qué tipo de vestido de novia y traje usarán es una señal de avanzan hacia una relación madura y afectivamente sana.

Pueden comunicarle al otro lo que les pasa

Una buena comunicación es uno de los indicadores más claros de que la pareja va por buen camino. Si sienten que con la otra persona pueden hablar de cualquier tema, especialmente de aquellos que los molestan dentro de la pareja, están construyendo buenos cimientos.

Rondex Foto y Video
Rondex Foto y Video

Eligen pasar tiempo de calidad juntos

No se trata solo de estar juntos, si no de elegirse para compartir cosas, sobre todo actividades que les gusten a ambos. Si disfrutaron de ir juntos a visitar al diseñador de las tarjetas de casamiento originales o de probar todo el catering de la boda —incluida la torta de casamiento sencilla— es un indicio de que aman la compañía del otro.

Conversan acerca del futuro

Armar planes de vida en conjunto como vivir juntos, planear casarse o hacer un viaje juntos, son buenas señales. Esto quiere decir que se piensan, más allá de sus individualidades, como una pareja y que tienen ganas y proyectos de vida en común.

Paula Barcia
Paula Barcia

Admiran al otro

Pocos sentimientos expresan de manera tan clara que una relación funciona y es madura. Reconocer en ese otro una persona que admiran y de la cual están orgullosas es uno de los mejores signos, pues quiere decir que el amor se expresa en valores tan sanos y respetuosos.

Se apoyan mutuamente en sus proyectos

Más allá de crear proyectos en conjunto, es importante que cada uno tenga sus propias metas personales, y más importante aún, que su pareja los apoye en ellos y los aliente a conseguir lo que desean. Este sentir fortalece la relación a gran escala, y les permitirá avanzar a otros niveles y resolver cuestiones de la vida diaria —y también de la boda—, como intercambiar ideas para souvenirs de casamiento, preguntar opiniones a tu pareja sobre el vestido de novia con encaje o elegir juntos la decoración para el salón.

Nico Guantay Fotografía
Nico Guantay Fotografía

Cada uno respeta el espacio del otro

Tener en claro que cada uno es una persona independiente de la otra y que debe construir un espacio personal con sus propios vínculos es fundamental para tener una relación sana.
Los celos y el no construir por fuera de la pareja es una mala señal, por lo que es necesario cuestionarse esto constantemente.

Saben resolver sus conflictos

Todas las parejas tienen problemas y discuten. La cuestión a tener en cuenta es si son capaces de resolver estos problemas de manera tranquila, sin herir al otro, y especialmente, con respeto. El enojo no debe ser nunca un justificativo para insultar ni decir palabras hirientes, por ello, el calibre de sus discusiones es también un indicio para analizar y medir en qué momento de la pareja se encuentran y si es necesario replantearse cosas.

Favre y Medina Fotógrafos
Favre y Medina Fotógrafos

Se aceptan con virtudes y defectos

Si bien las personas pueden cambiar aspectos personales —sobre todo si molestan al otro— uno es quien es por todo ello también, por sus buenas formas y por sus errores. Esto quiere decir que la relación funciona en tanto se acepte a la persona como es y, si algo molesta, se lo puede conversar, pero nunca es bueno “sacar en cara” los errores del otro.

Cuando terminen con el artículo, podrán reforzar todo aquello que sí funciona en la pareja y buscar soluciones para lo que todavía está un poco más flojo. Una relación es una construcción de todos los días, que se alimenta con mucho amor y paciencia, y resolviendo de a dos cuestiones cruciales y cuestiones más amenas, como el tipo de invitaciones de boda o el tipo de souvenirs de casamiento que van a elegir.