Pablo Molanes Fotografía
Pablo Molanes Fotografía

Seguramente, una de las ideas que más ronda tu cabeza es cómo cambiar tus hábitos alimenticios para llegar en forma a tu casamiento y lucir preciosa en tu vestido de novia. Sabemos que será así, aunque si querés ayudarte con una dieta dada por tu nutricionista para llegar espléndida, tendrás que seguir algo de disciplina. Los meses previos a la boda es probable que pases algo de estrés debido a la organización, y ni que hablar de los nervios que te generará dar con el mejor vestido de novia 2019.

El artículo de hoy va orientado a aquellas novias que quieren ayudarse con dieta y ejercicio físico antes de su casamiento pero no saben cómo empezar o mantener la rutina. Fundamental: consultar con un nutricionista que pueda hacer un seguimiento de todo el proceso.

Establecer un objetivo

Más allá de que el objetivo final sea llegar a un peso determinado para la fecha de tu boda, debés marcarte una finalidad que sea realista con tu peso actual y con el tiempo que tenés hasta tu casamiento. Si bien en eso te ayudará una nutricionista, no es bueno generarse expectativas que no vas a poder cumplir.

Conseguir una dieta adecuada

No tenés que caer en la magia que te ofrecen muchas dietas. Si una dieta te propone, por ejemplo, solo comer un tipo de alimentos, esto puede ser peligroso para tu salud. Tu dieta debe incluir todo tipo de nutrientes, porque no se trata solo de bajar de peso para que te quede perfecto el vestido de novia con encaje, sino —y lo más importante— se trata de conseguir hábitos alimenticios sanos. Y eso significa comer alimentos de todo tipo.

Sin ejercicio, no vale

La actividad física es la compañera indispensable de una dieta. Esto no significa que te tengas que matar tres horas en el gimnasio cada día, sino que deberías encontrar una actividad que te guste hacer y te mantenga en movimiento. Puede ser natación, zumba o alguna danza. Con treinta minutos a una hora por día, vas a lograrlo. En el medio, igualmente, evitá tentarte con comidas poco sanas, como la muestra de la torta de casamiento sencilla. Intentá seguir las instrucciones de tu nutricionista todo lo que puedas.

Controlar la ansiedad

Encaminarse a una boda genera miles y miles de sensaciones. Entre ellas, la ansiedad. Y, como sabrás, la ansiedad produce ganas de picotear todo el tiempo. Estos momentos serán tus principales enemigos y tendrás que controlarlos.

Una buena opción es que siempre lleves con vos una fruta, frutos secos o una barrita de cereales, para que si te agarran los nervios, comas eso y no un pedazo de chocolate, por ejemplo. Tené siempre en mente que si bien tu objetivo es lucir lo mejor que puedas tu vestido de novia corto, de paso vas aprendiendo a cambiar ciertas conductas alimentarias.

No limites tu vida social

Que estés a dieta no quiere decir que no puedas salir a comer con amigos. En la mayoría de los restaurantes o inclusive de ciertos lugares de comida rápida, se pueden encontrar opciones bajas en calorías. 

Siempre es bueno salir, charlar y rodearse de la gente que uno quiere. Además, seguro que querés charlar con tus amigas sobre lo bien encaminado que va tu vestido de novia de famosas, y lo bien que lo está haciendo tu modista. Por eso, seguir con tu vida normal es la mejor decisión.

Sentirte bien, ante todo

El mejor consejo que te podemos dar es que disfrutes de vos y de tu cuerpo. Por supuesto que siempre viene bien cambiar los hábitos y volverse más saludable, pero eso no significa, bajo ningún punto de vista, un sufrimiento. Si ves que no vas a llegar a tu objetivo inicial, relajá, y seguí divirtiéndote en la organización.

Es muy importante aprender a aceptar tu cuerpo, y entender que cada mujer tiene que ser feliz con cómo se encuentra actualmente. Esa es la única manera de asegurarse de ser una novia hermosísima.

Organizar tu casamiento es una de las cosas más lindas que te va a pasar. Por eso, no dejes que la dieta te opaque todo lo bueno que te está pasando. Si sos constante y disciplinada, sin ser rigurosa al extremo, no solo vas a lucir muy bien el día B, sino que vas a aprender a comer mejor y a hacer ejercicio. Además, elegir un peinado de novia a tono con tu vestido de novia sencillo, será una tarea que te gustará tanto, que nada te va a quitar esa felicidad. ¡Éxitos!