Studio Des Reves
Studio Des Reves

El cuidado por el medio ambiente y el reaprovechamiento de recursos son preocupaciones que se extienden también al rubro de los casamientos y los vestidos de novia. Cada vez más tiendas nupciales optan por ofrecer el alquiler de vestidos de novia con amplios catálogos para las novias que quieren compartir su filosofía desde las invitaciones de bodas. Más firmas apuestan por la sostenibilidad y son capaces de diseñar vestidos increíbles de bajo impacto ambiental. Distintas opciones eco para inspirarse.

1. Diseñadores eco-friendly

Cada vez hay más diseñadores que optan por materiales orgánicos para crear vestidos con menor impacto ambiental. El algodón orgánico y las sedas artesanales son tejidos ideales para solicitar a tu diseñador. Otros creativos utilizan materiales reciclados como tejidos de vestidos antiguos, en particular los hechos con fibras naturales de cáñamo, o poliéster fabricado con el reciclado de plásticos. La producción sostenible también se mide por las políticas de desperdicio cero.

Pogo Eventos
Pogo Eventos

2. Comercio justo

Así como el trabajo de un orfebre se destaca por su labor al detalle en las alianzas de matrimonio, se trata de apoyar la industria artesanal y los comercios locales. Con el vestido sostenible hay una apuesta por el comercio justo, con mano de obra local, en armonía con el planeta. Los trabajos artesanales en los tejidos de seda y encaje le aportan autenticidad a la prenda como una pieza única.

3. Alquiler de vestidos

El alquiler de vestidos de novia es una alternativa más para las novias. Hoy en día está más extendido en el mundo de las nupcias. Las novias pueden lucir hermosos diseños de forma más accesible, ya sea por ajustar gastos del presupuesto o por decantarse por vestidos sostenibles. Un vestido de novia nuevo significa un gran impacto en el presupuesto, por lo que el alquiler es una solución favorable. Por otro lado, la mano de obra puesta en un vestido de novia con encaje se reaprovecha mucho más en el tiempo cuando vuelve a utilizarse.

Niko Coto Fotografía

4. Moda vintage

Otra alternativa es aprovechar el auge de la moda vintage y reutilizar los vestidos de novia de las madres o abuelas. Seguramente, ese vestido fue confeccionado en épocas cuando predominaba el trabajo artesanal. Con un par de retoques podrás personalizarlo a tu gusto, darle una nueva y emocionante vuelta al vestido de novia, resignificando la prenda con historia familiar.

5. Compra de segunda mano

Si el talle coincide, un vestido de segunda mano estará casi listo para usar. Los tiempos de pruebas se reducen. Los vestidos de novia usados que se venden en tiendas u outlets están en muy buen estado y son más baratos que un vestido nuevo. Van a los percheros para recuperar gastos y no quedar guardados sin uso. De igual forma, hay comunidades online en que las novias venden sus vestidos nupciales a otras novias a precios rebajados.

Studio Des Reves
Studio Des Reves

6. Sobriedad y naturalidad

Los vestidos de novia sencillos creados para realzar la belleza clásica de la novia, sin tantos agregados de abalorios y bordados, conforman una tendencia entre diseños más atemporales, con tono minimalista. Algunas diseñadoras hablan sobre el volumen de las faldas que ya no resulta tan elegido, dado el extra de telas que insume un vestido. Incluso, los trajes de dos piezas suman puntos a la hora de reciclar las prendas.

Completá tu look de novia con una joya vintage prestada por la abuela, o recurrí a alguna pieza artesanal elaborada con materiales sostenibles o reciclados. Conocé más sobre el mundo de las nupcias, las tortas de casamiento, las flores para decorar o las opciones de souvenirs originales.