Dentro de los peinados de novia elegantes, resaltan los peinados recogidos. Los más sofisticados son los peinados altos que dejan el rostro despejado, perfectos para novias con personalidad. Los recogidos bajos son más sencillos pero no dejan de lado la elegancia con toques vintage. Entre lo clásico y lo moderno, estos peinados de novia contribuyen con la imagen de novia clásica, elegante y femenina.

1. Recogidos altos

Son los peinados más clásicos y sofisticados. Pueden ser bien tirantes, a la manera del popular moño bailarina, para cabellos gruesos y voluminosos. O para darle a tu peinado elegante un toque más moderno, podrás dejar algunos mechones sueltos que enmarquen tu rostro. El recogido con bucles sujetos en la coronilla resulta una versión moderna de los peinados altos. Deberás sujetar los rizos con horquillas para que no se vuelva un semirecogido desenfadado.

2. Recogidos con trenzas

Las trenzas continúan siendo aliadas de los peinados recogidos. Una corona de trenza alta que sujete todo el cabello ordenado destaca el escote de un vestido más cerrado o con tejidos románticos. La trenza diadema es otra opción para llevar un estilo elegante, aunque la tendencia es que la trenza no sea tan pulida sino más bien con una desprolijidad cuidada.

3. Recogidos de moños grandes

Hay muchas propuestas de peinados recogidos, pero el secreto para la próxima temporada de bodas es llevarlos en formato XXL, ideal para jugar con las texturas del cabello. La opción de moño grande es ideal para cabellos largos y abundantes. Se puede decorar con diademas o tiaras. Es un peinado versátil tanto para bodas sencillas como otras más elegantes.

4. Recogidos casuales

Los moños con un estilo descuidado prolijo son las apuestas de muchas novias, quienes los prefieren para resaltar su belleza natural. Hay variedad de peinados recogidos descontracturados para acomodar al look de novia elegante. Los laterales del peinado delinean el rostro de forma más o menos despejada. Los moños trenzados lucen divertidos y elegantes a la vez.

5. Ondas intactas

El ondulado corto estilo glamour de los años 40 es perfecto para peinados elegantes vintage. Para que estos peinados de novia cumplan su cometido deberás usar productos que mantengan las ondas intactas por lo que dure el casamiento. La sensualidad al mejor estilo de Betty Grable te dará una imagen sofisticada y elegante que encaje con tu vestido de novia. Un recogido al estilo pin-up tampoco pasa de moda.

6. Vintage para pelo suelto

Otro tanto ocurre con los cabellos largos que pueden peinarse con un estilo vintage, el clásico que vuelve todo el tiempo y se recicla. Con raya de lado y rulos grandes definidos, el peinado de novia elegante toma un aire más nostálgico, ideal para lucir con pendientes largos. Es una versión más elástica de la tendencia vintage. En este caso también los productos para definir los rulos son fundamentales.

7. Colas para cabellos lacios

Un cabello sin ondular puede resultar complejo de sostener intacto. Pero también hay opciones. La más versátil es peinarlo en una cola tirante clásica o una media cola torcida, en que se toman dos mechones del cabello, se tuercen y unen en la parte posterior. Como tercera propuesta, una cola baja con raya al medio o retorcida hacia dentro de la nuca resulta perfecta para novias clásicas y elegantes.

La elección del peinado de novia gira en torno al vestido de novia y el estilismo propio de la mujer. Complementa el estilo, sin quitarle protagonismo al vestido. Probate peinados altos y recogidos que hagan lucir hombros, escote y espalda.