Casamientos

Manicura francesa para el casamiento: conseguí un look clásico y muy chic

Uno de los detalles que siempre se tienen en cuenta a la hora de prepararse para un acontecimiento especial son las uñas. Entre los diseños más lindos y delicados, está la francesita. Si te gusta ese estilo, no te pierdas esta nota.

¿Aún sin peluquería y maquillaje? 💄
Pedí información y precios de Estética a empresas cercanas

Glas Fotografía

Preparar las uñas, cuidarlas y pensar en el esmaltado es una de las cosas más importantes en tu agenda de belleza antes del casamiento. El diseño de manicura francesa es uno de los más elegidos debido a su sutileza y elegancia. Combinan perfectamente con cualquier estilo de novia, desde uno más clásico a uno más boho, acompañado de un peinado con trenzas fáciles. Además, dependiendo del vestido de novia y el look, podés ir por colores más o menos jugados. Junto con el peinado de novia y el maquillaje aportan el toque final para el outfit.

Tipos de francesita

La francesita es una de las más elegidas para llevar el día de la boda. Si bien la forma básica de llevarla es la más conocida, existen muchas variantes. La versión básica se realiza utilizando un color blanco y un vialactea para darle brillo a la uña. Se pinta solo el borde superior para emprolijar la terminación con una delgada línea. Si tenés un vestido de novia sencillo podés optar por hacer una francesita jugada usando dos colores vibrantes. También podés usar un dúo en monocromo, que sea el mismo color pero en dos tonos diferentes.

Si tenés un vestido de novia con encaje, podés reemplazar la línea pintada a mano alzada con pincel fino por un retazo de tela del mismo encaje para completar el look. Si es blanco, podés utilizar un color de base diferente para contrastar.

Si querés que la combinación sea aún más relevante, utilizá un poco de brillo. Hay muchas variedades de esmaltes y, tal como lo indica la técnica, podés llevar sólo una línea de brillos para enmarcar tus uñas. Desde strass hasta colores con hologramas o brillos de purpurina. Por ejemplo, si llevás un peinado recogido con hebillas de brillos color azul, podés combinar tus uñas en ese tono.

Mantención y cuidados

Lo más recomendable es que vayas a hacer la manicura uno o dos días antes de la boda. De esta forma las uñas no van a estar crecidas en la raiz y también tenes unos días para adaptarte y ver si realmente te gusta. En el caso de que alguna piedrita se desprenda o un pedacito de esmalte se salte, podés arreglarlo con tiempo.

Si en el momento de ponerte tu vestido de novia para el civil notás que una uña se te salta o se rompe, tené siempre con vos una lima y un poco de acetona, algodones o hisopos y un esmalte de brillo transparente. Parece un dato más pero es vital para no salir al altar con una uña menos.

Infinito Producciones

Tené en cuenta que, si te hacés las uñas previamente en gel y esculpidas, el esmalte no se te va a salir. Recordá que los esmaltados de este tipo suelen ser resistentes y tenes que volver a hacerte un servicio de mantención y reesmaltado.

Antes del casamiento

Avanguardia Imagen

Para cuidar las uñas y tenerlas fuertes y sanas antes de cualquier esmaltado o tipo de francesita, podés usar los siguentes trucos. En primer lugar, sacales el esmalte que tengas y dejalas al aire libre una semana para que puedan respirar. En caso de estar escamadas aplicá aceites —como el de coco o almendras que son hidratantes— o cremas para manos y cutículas. Emparejá cutículas y cortá las uñas para que crezcan parejas y no se encarnen ni se rompan. Por último, limá bien.

Al mirar vestidos de novia de famosas en las revistas, también prestá atención a la manicura. Verás que se vienen mucho las combinaciones con francesitas y que este 2019 está lleno de nuevos colores. Ahora si, ¡a enviar las tarjetas de casamiento!

¿Aún sin peluquería y maquillaje? 💄
Pedí información y precios de Estética a empresas cercanas

Otros artículos que te pueden interesar