La Posada del Rey

En los casamientos actuales, y desde hace unos años, se estila colocar un espacio denominado “photocall”, donde los invitados se pueden sacar fotografías divertidas, con el condimento de sumar cotillón ingenioso o gracioso. No se incurre en un gasto demasiado alto, y los invitados lo aman. Por eso, si ya tienen repartidas las invitaciones de boda, contemplado el vestido de novia y decidida la torta de casamiento, pueden comenzar a pensar qué incluir en el photocall, ayudados por la información de este post.

¿Qué es el protocall?

Ali Alonso Fotografía

I Do Papelería

Si bien ya tiene unos años en la escena nupcial, puede que algunos todavía no sepan de qué se trata o no lo conozcan por este nombre. El photocall es un espacio destinado especialmente a sacarse fotografías divertidas. Para ello, en ese espacio se incluye todo tipo de cotillón y cartelitos para que, además de lucir sus vestidos elegantes para fiesta, tus amigas y amigos inventen poses divertidas.

Las fotografías pueden estar a cargo de un profesional o simplemente que cada invitado las tome con su celular. Algunos novios disponen de cabinas especiales para fotos instantáneas, la cual es una opción muy divertida para explorar y tener en cuenta. Eso sí, deben tener en cuenta que una cabina aumentará el presupuesto.

Cotillón clásico

JuanR

Una de las temáticas más utilizadas en el photocall son los pequeños gestos o partes del cuerpo que emulan a los emojis, como bocas, bigotes, y hasta dibujitos que representan las emociones y sentimientos más comunes.

Los objetos como collares, anteojos y gorros también son un clásico. Los antifaces o máscaras con personajes de películas o dibujos animados no pueden ser dejados de lado.

Temáticas específicas

Para no caer en la monotonía, pueden crear un photocall que esté encuadrado dentro de una misma temática, como por ejemplo, su serie favorita de Netflix o alguna película bien casamentera. Para ello, impriman las caras y gestos más característicos de los personajes. Seguramente, sus amigos y familiares tendrán la inventiva necesaria para recrear momentos clave de dichas películas o series.

Lo temático también puede abordar los equipos de fútbol o un género musical. ¡Lo que sientan que los identifique! Tengan en cuenta que esa temática también puede ser replicada en la torta de casamiento original o en otros detalles, como las tarjetas de casamiento divertidas.

Carteles con frases

Chic Diseño y Eventos

La Fourgonnette

Algo muy común es incluir cartelitos sencillos con frases divertidas o con la información del enlace (nombre de los novios, fecha, etc.). Algunas de ellas pueden ser: “Estuve en el casamiento de Dani y Flor”, “Somos las best friends de la novia”, “Se nos fue un soldado”, “Soy el invitado más copado”, y cualquiera otra que se les ocurra. Lo importante es darle un aire creativo y entretenido a ese espacio, e incitar a los a invitados a engancharse con fotos divertidas.

Las redes sociales siempre presentes

The Shooting Booth

Lógicamente, las redes sociales no pueden quedar fuera del photocall. Para ello, pueden idear carteles con hashtags para luego subir las fotos, o recrear una publicación de Instagram o Facebook. Tanto estas ideas (como las anteriores) pueden ser realizadas por ustedes mismos, ya que no tienen ningún tipo de complejidad. No obstante, si el estilo DIY no es lo suyo, muchos proveedores los pueden ayudar con el cotillón necesario.

Un recuerdo para siempre

#QuieroSelfie - Cabinas de fotos

Si el tema souvenirs los tiene todavía preocupados y no encuentran nignuno que les guste, presten atención a esta opción. Si contratan una cabina de fotos, cada invitado puede llevarse para su casa un gran recuerdo de su boda. De esa manera, no solo se llevarán un souvenir original, sino un recordatorio muy bonito y divertido de una gran noche.

Cómo y dónde armar el photocall

Estudio Efe

Desserts Station

Si van a contratar una cabina de fotos, todo el cotillón que elijan debe quedar a mano de los invitados. Para conseguirlo, pueden adornar una mesa con ese fin, cerca de la cabina para que cada uno de los invitados ingrese a la cabina ya “disfrazado”.

Pero si esta no será su opción, elijan un espacio del salón que sea visible. Para que se destaque, pueden colocar iluminación LED, algunos globos, y un cartel que puede decir “Sáquese aquí su foto” o algo similar.

Como verán, el photocall es una idea simple, económica y que siempre triunfa. Las fotos no solo les pueden servir como souvenir de casamiento, sino que les darán recuerdos muy divertidos sobre sus invitados, quienes no dudarán en sus lucir sus mejores trajes y vestidos de fiesta.