Lucia Marchetti Fotógrafa
Lucia Marchetti Fotógrafa

Los tejidos y los estilos de vestido de novia se conjugan con las estaciones del año. Ya sean los géneros ligeros para el verano, las faldas más voluminosas para el otoño, las capas para el invierno, las flores para la primavera, cada estación tiene su encanto. Te animamos a que revises catálogos de vestidos e invitaciones de boda para que puedas asegurarte tu estilismo nupcial. Para ello también deberás tener en cuenta el peinado de novia. Te damos algunas claves para que elijas tu vestido soñado según la época del año.

1. Vestido de novia de verano

Leo Furió
Leo Furió

El calor sugiere que diseñes tu vestido con telas más livianas y frescas para esta estación, tales como bambula, chifón, gasa u organza. Todos estos tejidos son ligeros y suaves, algunos más traslúcidos que otros. Las transparencias y los encajes se renuevan en cada temporada y se ajustan a lo femenino de las siluetas de las novias, destacando la sencillez y la sensualidad. En esta temporada, el efecto tatuaje con encaje en la espalda se ubica en el podio para diseños sugerentes.

Los accesorios y los colores marcan la diferencia de estaciones. Para el verano, un vestido de novia sencillo puede verse resaltado con un cinturón ancho del mismo color o de un tono vivo, con pedrería, encajes con motivos florales o estampados en colores sutiles. Si pensás en los escotes, elegí un modelo de escote profundo para un vestido de novia corto o un escote barco para un clásico vestido largo. Si preferís menos escote, los vestidos strapless con breteles finitos son ideales para los días de verano.

2. Vestido de novia de otoño

Lumière Foto
Lumière Foto

Los días más frescos se prestan para tejidos con más cuerpo, como pueden ser el tafetán o la seda, con entramados más tupidos. Estas telas dan volumen y caída a las faldas. Los vestidos con faldas voluminosas, románticos y más tradicionales, se ven favorecidos con los escotes corazón o palabra de honor, ideales para novias con hombros bien formados. Podés acompañar con una chaqueta corta o un chal.

Mientras el blanco radiante da lugar a tonos tiza o champagne, los colores se asocian con el otoño en una estética más vintage. Para una novia sensual, el escote ilusión continúa en las tendencias nupciales como favorito tanto en los vestidos de corte princesa como en los de corte sirena. Por otro lado, los cuellos altos con diseños renovados y las espaldas abiertas se llevan todas las de ganar en esta temporada, con encaje guipur o trabajo de piedras o abalorios bordados.

3. Vestido de novia de invierno

Pogo Eventos
Pogo Eventos

Los tejidos pesados son aptos para el invierno, como el mikado, de seda natural gruesa, es una tela más rígida pero flexible y cómoda para las novias o el piqué, que se adapta a todas las épocas del año. El brocado aterciopelado es una tela para novias sobrias y elegantes.

Es la estación para usar vestidos de mangas largas, una opción para este invierno 2018 que favorece la figura femenina. Los vestidos con capa de diferentes formatos, con capuchas y bordados, dejan su estampa en muchas colecciones que sorprenden y se extienden a los abrigos para bodas invernales. Además de las capas, románticas y elegantes, los sacos tipo sastre de diseño entallado o los tejidos de hilos con apliques de piedras son ideales como protección contra el frío.

4. Vestido de novia de primavera

Karin Schönhals
Karin Schönhals

Para la llegada de los días cálidos, los vestidos de novia con encaje más frescos y las telas vaporosas van a ser tus preferidos. El entramado del tul combina con estos tejidos, en faldas con capas superpuestas, en las mangas cortas o en las espaldas, otorgando un estilo romántico por antonomasia. Las texturas de las gasas y los encajes también se van a ver en los vestidos de fiesta sencillos. Si tu inspiración es más desenfadada, los vestidos de crepé con gasas te sentarán de maravillas.

Las flores de la primavera son complementos ideales para los vestidos de esta estación. Pueden ir cosidas en la falda o en el escote, sobrepuestas, bordadas o, incluso, pintadas. Nada mejor que las nuevas brisas de la primavera para los vestidos con flores, y así también podés animarte a los colores pasteles. Otra opción es dar color al estilo de la novia con tus zapatos, un detalle original.

Si estás explorando sobre vestidos de novia 2018, los entramados de los tejidos y los cortes de vestido son puntos clave para tu elección. Junto con la elección del estilo de boda y de las tarjetas de casamiento, ¡hoy es el momento de buscar vestidos y empezar a concretar tus sueños!