Studio Des Reves
Studio Des Reves

Acertar en la elección de tu peinado de novia es un gran paso, pero los cuidados para tu cabello van mucho más allá. Para verte realmente bien con el peinado con pelo suelto que elegiste, tu cabello debe estar bien cuidado, y en especial, no tener las puntas abiertas. ¿Cómo hacerlo? Esta guía práctica te encaminará para que el día de la boda no solo brille tu vestido de novia, sino también tu cabellera.

Evitá los productos que den calor al pelo

Antes de comenzar con cualquier tipo de tratamiento, necesitás saber cuáles son los factores que dañan tu cabello. Los artefactos que más daño generan son los secadores, las bucleras y las planchitas, porque el calor quema la fibra del cabello y va destruyendo su estructura. Por eso, evitá lo más que puedas el uso de estos equipos, tu cabello realmente lo agradecerá, ya sea que vayas a lucir un vestido de novia con encaje o algo más sencillo.

Nicolas Resille
Nicolas Resille

No lavar todos los días y usar shampoos sin sulfatos

Los sulfatos son simplemente sales, que con el uso sostenido, arruinan tu cabello: lo resecan, produciendo que en algún momento se corten y se quiebren las puntas. ¡Claramente eso no ayuda a tu deseado peinado con rulos! En casi cualquier farmacia podés adquirir productos naturales (algunos son veganos) que no llevan ni parabenos ni sulfatos.

No secar bruscamente con la toalla

Como ya te dijimos, el secador de pelo es enemigo de las puntas sanas. Por esto, al lavar tu pelo, intentá prescindir de su uso. Para secarlo completamente tampoco tenés que frotar fuertemente el pelo. Una de las alternativas es que cambies tu toalla normal por una remera de algodón vieja, que solo absorba el agua, pero que no maltrate fuertemente a tu cabello. Imaginá que con estos consejos tu peinado recogido lucirá fuerte y con las puntas como tiene que ser.

54 Fotografía
54 Fotografía

Cuidarse de los agentes externos diarios

El sol, la humedad, el viento y el polvo son algunos de los agentes externos —y con los que te cruzás todos los días— que también le generan mucho maltrato al cabello, y que, en consecuencia, provocan también que las puntas se abran. Aquí, algunos consejos:

  • Si vas a la playa, protegé el pelo del sol y usá una crema para peinar.
  • Si salís durante la lluvia, llevá siempre paraguas para protegerte del agua.
  • Para días en la ciudad, podés usar algún sombrero, para que el pelo no entre en contacto directo con todos estos factores dañinos.

Realizar tratamientos hidratantes adecuados

A todo lo que te dijimos anteriormente —y para que ese peinado con flequillo que elegiste para tu casamiento realmente se vea bonito— podés sumarle el uso de mascarillas o tratamientos hidratantes y de recuperación. Si los repetís dos o tres veces por semana, será suficiente. También es recomendable que cada seis meses vayas a la peluquería y hagas una renovación cortando las puntas, para que crezca más sano y fuerte.

Como verás, se trata de consejos sencillos y simples que podés realizar en tu casa. Y hablando de hacer cosas en tu casa (y para las amantes de las manualidades) te invitamos a recorrer nuestro portal con ideas para souvenirs de casamiento fáciles de hacer o inspiración de sabores para tortas de casamiento bien argentinas. ¡Te esperamos!