Benjamín & Keila
Casamiento de Benjamín & Keila

Con las emociones a flor de piel, ya comenzaste con los preparativos del vestido de novia, los arreglos florales y los souvenirs originales. Seguramente ahora estén pensando en encarar las invitaciones de boda y la búsqueda de las productoras de fotografía y video. Para recordar todos los momentos de la boda, los videos recrean cómo fueron los instantes previos, la ceremonia, toda la celebración en sí misma. Les contamos algunas ideas frescas para el video de su casamiento.

1. Además de las fotos

Las emociones se vuelven a refrescar cada vez que repasan el álbum de fotos o alguno de sus allegados les pide volver a verlo. Todos los detalles en las imágenes toman reflejo propio con las ideas creativas que pudieron planear con tu fotógrafo. Sin embargo, no solo las fotografías les van a causar ese cosquilleo en las sensaciones. También las películas suman creatividad a la forma de guardar los recuerdos como preludio de la nueva vida matrimonial.

Video: Ou Clock

2. Naturalidad

En la actualidad, tanta creatividad en los audiovisuales les da nuevas perspectivas a las cintas y la naturalidad de los novios es lo que les otorga la pizca emocionante que llega al corazón de los espectadores. Dejarse llevar, relajarse y mostrar cierta espontaneidad en los movimientos son reglas que tienen que incorporar para pensar en los videos como ideas originales. Sin filtro es más natural y logran mejores resultados.

3. Salirse de lo cliché

Ya habrás pasado por la circunstancia en que te invitan a ver la película de un casamiento o de un cumpleaños y no ves el momento de que lleguen los créditos. De la misma forma, si no querés que nadie se duerma viendo la tuya, hay algunos tips que van a ayudarte. Para empezar, la extensión. Mejor que sea corto y efectivo o varios videos cortitos. Y no olvides que el humor anima cualquier situación. Una parodia siempre es divertida y, más aún, si participa hasta el más serio de la familia.

Video: Memoria Emotiva

4. Tipos de video

Desde los más clásicos hasta las ideas originales y divertidas que surgen como propuestas de los diferentes profesionales, según sea el estilo de los novios y del tipo de boda, se puede contar la historia desde el punto de vista de los invitados, relatando anécdotas de los novios y describiendo sus personalidades; con temáticas especiales o musicales; del tipo documental o como reportajes contando la historia desde el principio, cómo surgió el noviazgo y los relatos individuales de los novios hasta el momento del encuentro.

5. Video corto o tráiler

Un video con la condensación de los mejores momentos de la boda, hecho a la medida de ustedes, rescata todos los hitos del casamiento. Puede ser una opción más a la hora de elegir el tipo de video que desean atesorar. Junto con el video de preboda, divertido y sorprendente, en un escenario lleno de ilusiones, el video corto resume en poco tiempo los espacios, los detalles de las tarjetas de casamiento originales, las emociones, el vestido de novia sencillo, la espontaneidad y la energía reinante para que todos puedan disfrutarlo y repetir las sesiones de video las veces que quieran.

Video: Fotopía

6. Una película

Para contar la historia de amor, hoy en día hay tantas propuestas como parejas que deciden buscar su propio estilo de hacerlo o ideas para souvenirs de casamiento. Así, la introducción de su video puede estar pensada y creada con tintes de humor o picardía, con dulzura romántica, o con clásicos del cine para reinventar su propia película. Fotos familiares o de viajes, extractos de películas, viñetas de cómics, las ideas seguramente irán surgiendo en las entrevistas con los profesionales. Sin dudas, ellos van a poder brindar un abanico de posibilidades interesantes como la cantidad de imágenes de tortas de bodas que llevás en tu carpeta.

7. Entrevistas

Para lograr el resultado que están buscando con ideas originales, sin quedarse con la sensación de los viejos videos, siempre es necesario llevar a cabo varias entrevistas con el fotógrafo, de forma de que se establezca una relación amena, en la que el profesional tenga el tiempo suficiente de conocerlos, de hacerse una idea del tipo de pareja que son y qué es lo que les iría mejor a ustedes. No alcanza con una o dos reuniones. Va a ser necesario hablar mucho y no sentirse como extraños.

Los videos para las bodas ya dejaron de ser la típica película que se guarda en un cajón y allí queda para que no lo vea nadie. Los recuerdos van a ser eternos como el vestido de novia con encaje. ¿Ya encontraste el tuyo? Las tarjetas de casamiento esperan en tu mesa de trabajo. ¡Manos a la obra!