Samanta Contín Fotografía

La cola del vestido data de hace mucho tiempo y es uno de los detalles más distintivos del vestido de novia. Hay versiones que dicen que como antiguamente era frecuente que las novias fuesen raptadas el día de su boda, la cola se usaba con el objetivo de barrer sus huellas, para que no fuese perseguida. En la época victoriana, la cola de los vestidos de novia se convirtió en símbolo de status. En la actualidad, simplemente es un detalle más del vestido. Para levantar uno sencillo o para acompañar uno extravagante, te contamos qué tipos de colas existen, para que encuentres la que se adapte más a tu estilo.

Barrida

Just for you

Este tipo de cola es una de las más cortas. Se caracteriza por la simpleza y lo que tiene de bueno es que no se arrastra demasiado, lo que facilita el movimiento de la novia con el vestido. Es típica en vestidos de novia sencillos aunque también se emplea en modelos más elaborados que pueden presentar más trabajo en el escote o cintura. El nombre es en referencia al barrido de una escoba, que roza el suelo pero no se queda en él, si no que se va moviendo según los movimientos de la novia. Este tipo de cola se ajusta perfecto a vestidos corte A y a cualquier formato de escote.

Capilla

Divina Sposa

Esta cola tiene un excedente un poco más largo que la anterior. Si arrastra más en el suelo y se necesita acomodar para que quede extendida acompañando la entrada de la novia. Por supuesto que le aporta mucho volumen y le proporciona movimiento para que el vestido se vea aún más espectacular. Queda hermosa con vestidos de novia con encaje, ya que la cola puede ser del mismo material y así resaltar aún más. Ideal para vestidos corte sirena donde se busca entallar más la cintura.

Catedral

Atelier Pronovias

Es una de las colas más llamativas. Se suele usar en vestidos muy elegantes y formales. Desde la cintura, se extiende unos dos metros, por lo que cuando entres a la ceremonia necesitarás de alguien que te ayude a llevarla sin engancharla ni pisarla. Con esta cola, te verás imponente mientras entres a la ceremonia o durante la misma, cuando te coloques en el altar. Las telas para estas colas suelen ser finas, con diseños, encajes o trabajos en pedreria. Es la típica cola que llevan en los vestidos de novia de famosas.

Watteau

Divina Sposa

La diferencia con esta cola es que la raíz de la misma se ubica mucho más arriba de la cintura. En algunos casos desde los hombros o desde la espalda. Se camufla muy bien y parece un velo en la caída. Queda mucho más despegada del cuerpo por lo que visualmente aporta volumen con la superposición de telas. Si tapa los hombros, es ideal para usar con escotes corazón o con hombros descubiertos.

Real

Neta Dover

La más imponente y hermosa de todas. La cola que lleva en sus vestidos de novia la realeza. Princesas como Diana han llevado este modelo y representa a la nobleza. En este caso es vital que haya damas de honor para tener la cola y ayudarte a llevarla.

De la corte

Divina Sposa

Tiene una extensión de un poco más de un metro. Era habitual en vestidos de damas de la corte, por eso tiene este nombre. Es una cola muy recurrente para muchas bodas y se suele usar para casamientos en iglesia por su despliegue.

Colas desmontables

Rosa Clará

Las colas desmontables o postizas son una excelente opción si vas a usar un solo vestido y querés agregarle una cola espectacular para la entrada a la ceremonia. Podés transformar tu vestido con solo seguir este único paso. Existen diferentes tipos de cola como la duquesa, que se engancha desde la altura de la cola o la cola sobrefalda, que presenta más pliegues, se engancha a la misma altura y actúa como superposición en capa del vestido.

Seguramente tu vestido y todos sus accesorios sean tu gran souvenir de casamiento. Por esta razón lo mejor es elegir lo que más te identifica, lo que te gusta y lo más cómodo para este día tan especial. Armá un peinado recogido para lucir la parte de la espalda y la cola, que seguro se desplazará hermosa por las escalinatas junto a vos.