Lucas Todaro Photography

Cuidar nuestra piel es fundamental en estos tiempos donde los rayos UVA pueden ser nocivos para la salud. Esto no quita que no puedas lucir un lindo bronceado que destaque aún más tu vestido de novia el día del casamiento. Mientras definas tu peinado de novia, hay algunas cosas que podés hacer para conseguir el tono que desees para tu gran día. Te compartimos algunas ideas que también podés compartir con tus amigas, seguro lucirán perfectas con sus vestidos de fiesta.

Bueno, bonito y barato

Las Demiero

El autobronceador es uno de los métodos más utilizados por todos para recurrir a estar morenas en una fiesta o boda. Queda natural y no sube muchos tonos, por lo que es ideal para lucir con un vestido de novia para civil. Lo que tiene de ventaja este producto es que es súper accesible y relativamente económico. Si estas un poco justa de tiempo pero querés darle un toque de color a tu piel, puede salvarte.

Para aplicarlo correctamente es necesario hacerlo con una esponja o con las manos, lavándose posteriormente. Lo mejor es esparcir bien, sin dejar producto acumulado en tobillos, codos y cuello, porque si no quedarán marcas. Se puede mezclar con crema hidratante común para que no haya vetas ni se note muy contrastado el color.

Bronceado en spray

Bifocal

Este tipo de bronceados son amables con la piel, por lo que si tenes rosácea, sensibilidad o simplemente no querés exponer tu piel a los rayos UVA, es una opción para vos. Hay muchos espacios de belleza donde te aplican este producto. Podés elegir el tono y también te pueden aconsejar para que quede bien con tu tez, tu pelo y tus ojos. Una vez aplicado el spray, tenés que esperar un par de horas y el bronceado se irá intensificando hasta llegar al color deseado. Por esta razón, lo mejor es hacerlo unos 3 o 4 días antes del casamiento.

El mejor aliado de todos

Maru Cignoli Fotógrafa

El maquillaje es capaz de transformar y embellecer, y hoy en día existen muchos productos nuevos en el mercado para lograr una apariencia bronceada. Además de la base para el rostro, también las hay para cuerpo. Se han desarrollado en muchas marcas y prometen no manchar el vestido ni derretirse con la transpiración. El tip es usar una brocha grande y de pelo suelto, así el producto se puede difuminar mejor. También es buena idea utilizar una esponja de maquillaje previamente sumergida en agua y luego enjuagar, para dar un efecto más natural.

Bronzer e iluminador

Amanda Oviedo

Estos productos son furor. El bronceador puede venir en todos dorados, arena y cobre. Es una gran opción para lograr una piel que además de color tenga un poco de glow y brillo sutil. En conjunto con el iluminador es posible generar un efecto de piel jugosa y radiante. Se puede trasladar al cuerpo, a las clavículas, los brazos y las piernas. Lo mejor de esta técnica es que podés retirarlo luego de la fiesta, evitando someter a tu piel a quemaduras ni a horas de bronceado con sol o cama solar. Para estar un tono más morena, elegí el bronzer probándolo en la parte del escote y el cuello, así podés ver el nivel de contraste con tu tono de piel. Este tip es ideal si tenés que usar un peinado con pelo suelto ya que no traspasa pigmento ni mancha.

Natural y consciente

Junta Foto

El método natural para broncearse es tomando sol. Es importante destacar que el horario para exponerse es por la mañana hasta las 10 y por la tarde luego de las 16. Es vital usar factor de protección 50 en rostro y cuerpo. Un bronceado progresivo, que vayas consiguiendo a lo largo de varios días, será la mejor alternativa. Así, con un lindo color, delicado y sin quemaduras, podrás lucir hermosa tu vestido. 

Siguiendo cualquiera de estas técnicas te verás preciosa y tu piel te lo va a agradecer. Una vez que pase el momento de los preparativos y puedas lograr el bronceado perfecto, relajate y preparate para disfrutar de la última prueba del peinado de novia. Seguramente te quede genial y, junto a tu vestido de novia con encaje, te veas radiante.