Los casamientos de estilo vintage son cada vez más populares, ya que combinan el encanto de las épocas pasadas con las tendencias actuales. Si estás organizando un casamiento vintage, además de pensar en un lugar que apropiado para ese tipo de evento, como un campo o un salón con lámparas antiguas, y en un vestido de novia romántico, podés incluir este estilo en otros elementos como las invitaciones de boda. Para ayudarte con la organización, hoy te traemos algunas ideas para tus tarjetas de casamiento vintage.

La tipografía

Podés optar por encargar las invitaciones o hacerlas vos misma. Lo bueno es que este estilo fue ganando cada vez más seguidores en los últimos años, por lo que vas a encontrar una gran cantidad de modelos de tarjetas de casamiento para inspirarte. Si las hacés con tus propias manos, tené en cuenta que probablemente necesites dedicarles un poco más de tiempo. En cuanto a la estética, idealmente la tipografía en este tipo de tarjetas suele ser clásica y redondeada. Las frases para tarjetas de casamiento se usan mucho, y nuestra recomendación es colocarlas en el centro de la invitación y en cursiva. Al margen de cuál sea la letra que elijas, te recomendamos que intentes utilizar la misma tipografía en caso de que hagas tarjetas para el save the date o de que pongas un menú impreso en las mesas.

La paleta de colores vintage

En cuanto a los colores, tratá de mantener en las invitaciones los tonos que vas a utilizar en el resto de la decoración, de manera que todo el casamiento tenga cohesión. Para la decoración vintage, y las invitaciones de boda retro, funcionan muy bien colores pasteles como el amarillo o el verde. Los marrones, el blanco y el crema son los preferidos para usar como color de base en las tarjetas vintage. También suman los detalles en dorado, cobre o plateado. Y si da la sensación de que los colores están gastados por el paso del tiempo, como si fueran laminados, mucho mejor.

Los materiales clave

El encaje y el papel craft son los materiales por excelencia en las invitaciones de boda vintage. Podés incluir encaje real, o imprimirlo en las tarjetas. Una buena idea si lo imprimís es inspirarte en el diseño de tu vestido de novia con encaje. Seguro que tus invitados se van a sorprender. Para unas tarjetas de casamiento originales también podés armar los sobres con encaje o con blondas. Para detalles extra y muy vintage, agregá lazos, moños o perlas.

Tarjetas de estilo vintage-rústico

Si tu fiesta de casamiento vintage es en un campo o en una quinta, te puede gustar la idea de que las invitaciones tengan además un toque rústico. En ese caso, el papel madera o alguno similar producen un muy buen efecto. Al igual que materiales como cordones, arpillera y las flores de popurrí. Además, a estos mismos elementos también los podés usar en tus souvenirs originales.

Esperamos haberte ayudado con estas ideas a conseguir unas tarjetas de casamiento divertidas, que salgan de lo común y reflejen el estilo vintage que deseás. Ahora, ¿qué te parece mirar opciones para tu torta de casamiento?