Las frutas, ese alimento dulce que con sus olores, colores enérgicos y frescura, presentan una opción divertida y original que las convierte en aliadas a la hora de proponer detalles únicos en todos los rincones de tu evento.

Las hay de variados colores, tamaños y que generan diferentes sensaciones en una decoración. Estas frutas dispuestas con estilo y buen gusto serán perfectas para un casamiento donde la originalidad y la calidez serán la guía a seguir.

Carla Gagneten Ambientaciones

Para facilitar la elección, hoy les vamos a contar qué frutas encontrarás con facilidad según la época del año, y así poder organizar mejor tus ideas decorativas.

Pero antes de comenzar a analizar cada estación, hay que recordar que hay dos frutas que vas a encontrar todo el año con buenos precios y buena calidad: los limones y las manzanas en sus diferentes versiones y colores. Sin lugar a dudas las frutas que se llevan todos los laureles a la hora de decorar.

Otoño

Las frutas por excelencia del otoño son los cítricos: naranjas, mandarinas, pomelos nos ayudan a reforzar nuestros sistema inmunológico y hará que nuestra decoración tome el color del otoño.

Frascos llenos de naranjas cortadas, rematadas con gipsophila darán un toque delicado y con gran dosis de color a tus mesas. Si buscás un estilo más elegante y que te aseguramos que es la sensación desde hace un tiempo, son las uvas en sus tonalidades marsala, combinadas con granadas e higos los que crearán un ambiente sofisticado y sumamente distinguido.

A tus invitados podrás entregar como souvenir confitura de naranja o de higos. ¡Animáte y hacelas vos misma, y sorprendé a tus invitados con detalles comestibles!

Invierno

A los cítricos ya mencionados y las frutas que encontramos todo el año, se suman las peras. A este hermoso conjunto de tonos naranjas, amarillos y suaves verdes podemos sumar la sobriedad de las manzanas rojas.

La manzana es perfecta para colocar en el sitio de invitados porque tiene estabilidad, no pierde jugo y sobre todo porque suma mucho color y romanticismo: el rojo sin lugar a dudas es el color del amor. Manzanas caramelizadas en la mesa de dulce es lo más romántico para un invierno donde el amor se respira por doquier.

Primavera

Sin lugar a dudas es la época en la que florece todo. Y aún más el amor. Hagamos vibrar el ambiente con frutillas, arándonos, ciruelas y como contraposición unas ¡relucientes manzanas verdes!

Una decoración fresca, vibrante con el verde de las manzanas es perfecta para esta época del año. Cómo marcador de sitio de invitados, con velas o dentro de un colorido centro de mesa. Las frutillas y los arándanos podemos dejarlos para decorar la torta de casamiento. ¡Son frutas perfectas para los naked cakes!

Verano

El verano llega con su luz y sus días eternos. Y con ellos los mangos, el ananá, los duraznos y la ciruelas. ¡Y los limones! No se olviden de los limones en esta época donde ¡el amarillo nos inunda!

Un bonito rincón rústico repleto de limones o un puesto de limonada para que nuestros invitados se refresquen. Duraznos en el plato de cada invitado con delicados cartelitos. Y mango y ananá para decorar una exquisita ¡barra de jugos!

Para nuestros invitados un souvenir artesanal: jabones a base de limón.

Las frutas son un regalo de la naturaleza que podemos aprovechar y crear rincones mágicos. No sólo de flores vive una boda.

También te puede interesar:

Decoración de casamientos con corazones