Paper Lovers

Sabemos que hacer la lista de invitados es uno de los procesos que más dolores de cabeza traen a los novios en la planificación de su casamiento. A veces, se puede acortar con facilidad al borrar los nombres de los invitados de compromiso y de los familiares lejanos. Pero tener que reducirla porque se pasaron del presupuesto es realmente difícil. No te preocupes, ya te dimos consejos para elegir el vestido de novia, la torta de casamiento y los souvenirs originales. ¿La lista de invitados se les está haciendo demasiado larga? ¡Entonces estos consejos los pueden ayudar!

Tené en cuenta que al confeccionar la lista de invitados final, no solo tendrás que ponerte de acuerdo con tu pareja, si no que posiblemente, y con la mejor de las intenciones, también se involucren sus padres. Por eso es importante que se organicen y establezcan prioridades, siempre con la mentalidad de rodearse de las personas que ustedes más aprecian y con quienes realmente desean celebrar su amor.

Los imprescindibles

Ustedes saben quienes son esas personas que no pueden faltar en el día de su casamiento. Comiencen por sumar en una columna de la lista, a los familiares directos: papás, mamás, hermanos, abuelos, tíos y primos con quienes tienen contacto habitualmente. Luego continúen agregando los nombres de sus mejores amigos. Esos que los acompañan desde que iban a la escuela y desde que jugaban en el barrio, los que se sumaron en la época de la universidad o con quienes forjaron una amistad en el trabajo. En conclusión, todos esos amigos, más antiguos o más nuevos, que hoy los acompañan y a los que quieren ver vestidos de fiesta celebrando junto con ustedes.

Estudio 1839

La columna de las personas dudosas

Luego, armá una columna para los parientes lejanos, esas personas que hace varios años que no ven y aquellas personas que sus padres quizás les obliguen a incluir. También sumá allí a los compañeros de salidas ocasionales, a aquellas personas que conocés hace poco tiempo, y a los compañeros de trabajo que ven todos los días pero con quienes no comparten más que una relación cordial. Si su presupuesto es un poco ajustado y no pueden invitar a la nueva novia o novio de algún amigo, o a las parejas de los compañeros de trabajo con los que no tienen suficiente relación, no incluyan esos nombres en la lista. Prioricen destinar ese dinero a otras cosas que deseen incluir en la boda, como una torta de casamiento original o ese vestido de novia con encaje que tanto te gustó.

Una vez que tengan definidas quiénes son aquellas personas que están en el limbo entre ser invitadas a la fiesta o no, comienza la etapa de limpieza de la lista. Para discernir entre blanco o negro, te proponemos los siguientes consejos:

Decile NO a los invitados por compromiso

Este consejo es fundamental, y a veces puede parecer más fácil decirlo que hacerlo. Sabemos que hay veces en las que, por más que lo desees, no podrás escapar a tener que invitar a alguien que realmente no querrías que forme parte de la lista definitiva. Estos pueden ser casos excepcionales, pero la regla general debe ser siempre evitar los invitados por compromiso. La celebración del amor debe ser compartida solo con las personas que ustedes como pareja deseen

Hacete preguntas

¿Esta persona hará su fiesta más especial? ¿Esta persona le sumará buena energía a la celebración? ¿Se creará un conflicto familiar si esta persona no asiste a la fiesta? Las respuestas probablemente les aclaren muchas dudas. Si están considerando invitar a todos tus compañeros de trabajo, preguntate con cuáles pensás que seguirás en contacto el día que cambies de empresa.

Fotopía

Fechas de confirmación

Si tienen familiares o amigos cercanos que viven lejos pero que igualmente les gustaría mucho invitar, priorícenlos, pero deberán tenerlos en la categoría de “complicados” hasta que no les confirmen la compra del pasaje, para luego, pasarlos a la columna de “imprescindibles”. Es una buena idea darles una fecha límite para confirmar su presencia, para poder organizar detalles, como la cantidad de tarjetas de casamiento, con antelación.

Procuren ser claros con las personas a la hora de entregar las invitaciones de boda. Especifiquen si los invitan solos o con pareja, y en caso de grupos familiares, detallen a los integrantes invitados. Una vez tengas la lista de invitados clara, no te olvides de mirar estas ideas para tarjetas de casamiento divertidas.