Sabemos que hacer la lista de invitados es uno de los procesos que más dolores de cabeza traen a los novios en la planificación de su casamiento, y sin lugar a dudas, tener que reducirla fundamentalmente porque se pasaron del presupuesto es aún más difícil. Tené en cuenta que tendrás que ponerte de acuerdo no solo con tu pareja, si no que, en este tema posiblemente también se involucren sus padres. Para que este asunto lo puedan solucionar de una manera amigable, sin transformarse en una batalla campal, te daremos algunos consejos. ¡Tomá nota!

  • 1. Primero, en una columna, comiencen por organizar la lista con los familiares directos: papá, mamá, hermanos, abuelos, mejores amigos; esas personas que no pueden quedar afuera.
  • 2. Posterior a ello, en otra columna, continuamos con los parientes lejanos, esas personas que hace más de 2 años que no vemos o aquellas que tus padres te obligan a incluir. Será esta la columna que usarán para reducir el número de invitados.
  • 3. Los amigos son el alma de la fiesta, pero atención, no confundan a sus amigos con aquellos compañeros de ocasión, aquellas personas que acabás de conocer o que tenés poco tiempo tratando, porque al momento de reducir tu lista, estos amigos tan recientes son los primeros que deben salir de ella.
  • 4. Entre las personas “dudosas”, háganse 2 preguntas: ¿Esta persona hará su fiesta más divertida?; ¿Se creará un conflicto familiar si esta persona no asiste a la fiesta? Las respuestas les ayudarán muchísimo. 
  • 5. Si tienen familiares o amigos cercanos que viven lejos pero que igualmente les gustaría mucho invitar, priorícenlos, pero deberán tenerlos en la categoría de “complicados” hasta que no les confirmen la compra del pasaje junto con su viaje organizado, para luego, pasarlos a la columna de “imprescindibles”.
  • 6. Si hay personas que por algún motivo están en su lista y en su momento no te invitaron a su casamiento, aunque hayan pasado muchos años, y tengas aún resentimiento, no es momento de zanjar viejos rencores.
  • 7. Procuren ser claros con las personas a la hora de entregar las invitaciones. Si su presupuesto está apretado no pueden invitar a la nueva pareja del amigo que hace dos días conoce, o las parejas de los compañeros de trabajo con los que no tenemos suficiente relación. 
  • 8. También es importante poner mucho cuidado con las invitaciones familiares, así evitarán sorpresas de último minuto con los grupos familiares, especifiquen a que integrantes se está invitando.
  • 9. Otro detalle a tener en cuenta es considerar no invitar a los compañeros de trabajo, principalmente si desean hacer una celebración íntima, porque los compañeros de trabajo pueden elevar al máximo su presupuesto y realmente de esas personas ¿Con quién pensás que seguirás en contacto el día que cambies de empresa? De lo contrario, si forjaste una amistad con alguno de ellos, por supuesto, no lo elimines de tu lista.