Rodrigo Mourullo Fotógrafo
Rodrigo Mourullo Fotógrafo

Darse el "sí, quiero" un viernes es una excelente opción. Así que si están buscando ideas originales para su casamiento, pueden empezar por el día. Casarse un viernes les permitirá tener libre todo el fin de semana –lo que les dará libertad para alargar la celebración todo lo que deseen y compartir más tiempo con familiares y amigos– y tendrán más posibilidades a la hora de elegir, ya sea fechas, lugares o diferentes proveedores. Es el caso del fotógrafo, del DJ o de la peluquera que te hará ese fantástico peinado de novia, por ejemplo. Algunas razones que justifican que cada vez más parejas decidan casarse un viernes. ¿Quieren descubrir muchas más?

1. Más posibilidades a la hora de elegir

Se trata de una de las principales ventajas de celebrar el casamiento un viernes. Y es que, al ser un día menos demandado, tendrán más espacios libres tanto para la ceremonia como para la fiesta. Además, les resultará más fácil contratar a los proveedores que les gustan para la fecha elegida, ya que no habrá tantas solicitudes para ese día. Y quizá se puedan beneficiar de algún tipo de descuento u oferta, como una decoración floral personalizada –que podrán incluir en espacios como el altar o la mesa que decore su torta de casamiento sencilla–.

Nicolas Resille
Nicolas Resille

2. No suele coincidir con otros casamientos

Al elegir el viernes como día de celebración, es más que probable que sean el único casamiento que el proveedor tenga ese día, por lo que el trato será mucho más personalizado y el ambiente más íntimo y tranquilo que si eligen un sábado. Y será mucho más fácil no coincidir con otras bodas o compromisos que puedan tener sus seres queridos.

3. Una fiesta que se alarga

Una de las mayores ventajas que tendrán si se casan un viernes es que ningún invitado tendrá apuro por irse, ya que que les quedará todo el fin de semana para recuperarse de la fiesta. Nadie se querrá ir, así que elijan un calzado cómodo para la fiesta, como unas ballerinas, para aguantar hasta el final.

En previsión de una larga noche de diversión, y más allá de la torta de casamiento original, no duden en incluir opciones consistentes entre las ideas para la mesa dulce. Hablamos de cupcakes, galletitas, merengues y dulces variados, pero también de fondues de frutas y chocolate, por ejemplo. Una recena salada también será un acierto: panchos, pizzas, crepes, hamburguesas, pochoclo... Así los invitados podrán reponer fuerzas a mitad de noche y seguir dando todo en la pista de baile al son de la música y el carnaval carioca.

Bleu Estudio
Bleu Estudio

4. Empezarán su vida de casados de forma relajada

Relajada y tranquila, ya que al día siguiente podrán levantarse sin apuro y hacer todo lo que quieran, como pasar el primer día de casados preparando las valijas para la luna de miel o bien ultimando detalles. Puede ser actualizando su web de casamiento, por ejemplo, o bien mirando todas las fotografías que los invitados al casamiento subieron a WedShoots, la aplicación gratuita de Casamientos.com.ar

5. Tendrán todo el fin de semana por delante

Casarse un viernes les deja libre todo el fin de semana para lo que quieran. Después de una fiesta que seguro se alargará hasta altas horas de la noche, podrán dormir todo lo que quieran o recuperarse tras estar toda la noche bailando sin parar. ¡Incluso de la posible resaca!

Rodrigo Mourullo Fotógrafo
Rodrigo Mourullo Fotógrafo

6. Podrán celebrar una pequeña postboda

Del mismo modo que se popularizaron las sesiones postboda –en las que podrán volver a lucir sus respectivos outfits nupciales y retratarse con ellos de forma mucho más tranquila–, el hecho de casarse un viernes posibilita que puedan alargar la celebración hasta el día siguiente. Esto les permitirá compartir con los familiares o amigos que deseen un fantástico desayuno o un asado juntos, especialmente si se van a casar en una quinta o casa que cuente con lugar para que se queden a dormir.

De este modo, el sábado pueden hacer una juntada postboda con los más íntimos para comentar los aspectos más emocionantes de la jornada. ¡Van a pasar un fin de semana inolvidable!

7. Sus invitados los acompañarán en una fecha tan especial

Elijan la fecha que elijan para su paso por el altar, lo que está claro es que sus familiares y amigos no les van a fallar. Quizás alguno haya tenido que pedir el día libre para poderlos acompañar, pero no duden que quienes recibieron sus tarjetas de casamiento originales estarán deseando compartir con ustedes un día tan especial en el calendario. Lo que de verdad importa es estar todos juntos, no el día de la semana.

Bleu Estudio
Bleu Estudio

8. ¿Qué pasa con las personas que tienen que viajar?

Dependiendo de los kilómetros de distancia, es probable que algunos seres queridos tengan que desplazarse para acompañaros en su paso por el altar y deban tomarse el día del enlace de vacaciones. Lo bueno es que no tendrán que irse al día siguiente de la celebración sin haber descansado.

Además, como cuando se levanten será todavía sábado, podrán hacer turismo por la ciudad o alrededores del lugar de la celebración. Acompáñenlos, aprovechen para enseñarles lugares emblemáticos y llévenlos a comer sabrosas recetas propias de su tierra. El domingo ya podrán volver tranquilamente a casa.

¿Convencidos de todos los beneficios de casarse un viernes? ¡Son muchos! Además, recuerden que lo esencial no cambia, como la espera impaciente del prometido hasta la llegada del amor de su vida, la magia y el romanticismo que envolverán la jornada o la diversión asegurada que les ofrecerá el carnaval carioca, rodeados de quienes recibieron sus invitaciones de boda y los acompañaron engalanados para la ocasión, luciendo sus mejores trajes y vestidos de fiesta. Todos los presentes lo agradecerán y ustedes disfrutarán de un día inolvidable.