El color pastel de las flores es el detalle principal que da en la nota del estilo romántico. Un ramo de novia con este efecto lleva flores en colores pastel o empolvados que aportan toda la dulzura y el romanticismo. Pueden ser bucólicos, bohemios o vintage, pero llevan además una traza de lo clásico. Por ello, las rosas de cualquier variedad serán algunas de las flores protagonistas. Recorramos esta galería de ramos románticos. ¿Cuál es tu ramo preferido?

1. Ramos de rosas empolvadas

Las rosas son las flores más clásicas para regalar y más representativas en la mitología y en el amor; las flores rosadas, colores pastel, entre blanco y rojo, son las más delicadas. Por lo general, los ramos de novia más románticos llevan rosas empolvadas entre sus flores protagonistas. Las rosas David Austin, muy parecidas a las peonías, son aliadas en el contexto de una boda de cuento.

2. Flores románticas

La peonía es una flor de belleza y aroma exquisitos, perfecta para bouquets primaverales. De color blanco, rosado o fucsia, las peonías conjugan con un estilo romántico. La camelia significa «te querré siempre» y es la flor perfecta para los ramos de novia invernales. Las gardenias tienen una mística especial. Su significado está ligado con la pureza y la dulzura, por lo cual se utilizan mucho en las bodas. Las dalias rosadas son otras protagonistas exquisitas, en especial para bodas de otoño.

3. Con puntos de color vivo

Si quieren sumar notas de colores más intensos que rompan la monotonía pero que a la vez armonicen con los pasteles y rosados, el color de otras flores destaca como puntos de color vivo dando un tono más silvestre o campestre al look de novia. Algunas flores para lograr este contraste son las gerberas, con vibrantes colores entre rojos, amarillos y naranjas, y las anémonas, similares a las amapolas, en colores azul, rojo, rosado y morado.

4. Redondos y silvestres

El ramo redondo es la forma más clásica para novias románticas, con un efecto fresco y dulce. Un ramo silvestre con flores en espiga, que rompe las líneas redondeadas, es atractivo para lucir con un vestido de novia bohemio, en una boda campestre al aire libre, incluso gana en las tendencias. Del mismo modo, estos dos estilos se pueden pensar para definir un ramo pequeño o un ramo más grande que se acople al vestido de novia.

5. Combinaciones románticas

Por lo general, hay una flor más protagonista, de tipo redonda, y siempre acompañan las hojas verdes como olivo, eucalipto o algún tipo de helecho. En cuanto a combinaciones, el factor del gusto por las flores o los significados para transmitir emociones, incluso las temporadas del año, son puntos clave para elegirlas. Algunas de las flores que pueden combinar en ramos de novia de tonos pastel son las rosas en todas sus variedades, verónicas, lavanda, dalias, hortensias, peonías, lilas, claveles, paniculata, azucenas y gardenias.

6. Según la personalidad de la novia

Los tonos rosados, suaves y delicados elegidos para armar el ramo de novia romántico son los más favorecedores para un estilo de novia tradicional. Todo combina perfectamente dando un formato sutil, delicado y natural. Pero el romanticismo puede tener connotaciones diferentes para cada novia. Los ramos reflejan la personalidad de la novia, por ende, este accesorio quizá lleve una nota silvestre, incluso un toque rockero o rebelde, sin perder la esencia del romanticismo puro.

Un broche o un camafeo es el toque final. Los ramos pueden ser más sencillos o voluminosos. El ramo y el vestido de novia están en sintonía, por ello hay diferentes claves para elegir un ramo y conformar un look de novia perfecto para el día más importante.