Pablo Andrés

Ideales para vestidos de novia cortos, los zapatos con pedrería pueden ser muy modernos y elegantes a la vez. Son una alternativa interesante para darle un poco de personalidad al look y contrastar la sobriedad del vestido de novia. Podés comprarlos o, si te animás, hacerlos vos misma. Junto al peinado de novia y los accesorios tendrás el outfit perfecto para brillar en tu gran día.

Colores y diseños

El tipo de zapatos generalmente está sujeto al estilo del vestido con el que se lo combine. Si le elección es un vestido de novia sencillo, lo mejor es darle rienda suelta con unos zapatos bien potentes en color y texturas. Otro caso en el que los zapatos pueden convertirse en clave para definir un look es si llevás un vestido de novia corto. Al verse mucho más las piernas, se puede jugar con zapatos excéntricos, altos y decorados.

Pedrería para sandalias

Pablo Andrés

Las variantes pueden ser algunas de las siguientes. Si el zapato es una sandalia y tiene correas o tiras que agarran al pie, estas pueden adornar de manera muy elegante el tobillo. Está de moda armar diseños o dibujos con piedras variadas. Incluso pueden ser las mismas piedras que el bolso de mano o el sobre.

Pedrería en el taco

Devenir Audiovisual

Otra tendencia es llenar el taco del zapato de pedrería. Pueden ser canutillos pequeños, transparentes, gemas más grandes, pegadas o cocidas. Si el zapato es de un color neutro, las piedras pueden ser de colores y si la fiesta es de noche es bueno aliarse con el dorado o plateado.

Pedrería para chatitas

Lolalove Zapatos

En el caso de ser un zapato sin mucho taco o una plataforma, ballerina o chatita, los detalles pueden ir en la puntera o en los costados del zapato. Pueden formar líneas, flores, corazones, rebordes de costura, entre otras cosas. Los zapatos de este tipo van bien con vestidos de novia con encaje y se pueden combinar colores para lograr una gama cromática. Si estás pensando cómo levantar el vestido de novia para el civil, esta es una buena alternativa.

¿Te animás con un DIY?

Franco Perosa

Es muy sencillo armar un nuevo zapato para la boda con alguno que tengas en casa. Si es de una base con color neutro, mejor. Primeor que nada, podés hacer algún boceto en un papel para ver cómo quedaría. En las mercerías está la opción de comprar piedras o bien alguna tela con aplique que ya tenga un diseño hecho y que solo reste cocerlo. Para aplicar las piedras podés usar hilo y aguja —dependiendo del grosor de la tela del zapato—, pegamento transparente o silicona.

Si decidís utilizar colores vibrantes lo mejor sería usar una base de zapato blanco, negro o gris o bien exprimir la gama de colores para hacerlo más especial. Por ejemplo, si son piedras o gemas azules, usá una base aqua, celeste, turquesa o azul más oscuro.

Seguramente tu par de zapatos será tu gran souvenir de casamiento y después podrás adaptarlos a otros looks para volver a utilizarlos. Animate al color y al diseño porque seguramente, estarán de moda mucho tiempo más. Ahora sí, ¡a enviar las invitaciones de boda!