Bleu Estudio

El vestido de novia no es la única prenda fetiche del ritual del casamiento. A veces, un buen traje, pensado, diseñado y sobre todo llevado con amor, supera cualquier vestido de fiesta alucinante. Solo resta seguir algunos consejos, optar por enmarcar tu propio estilo y seguramente será un gran souvenir de casamiento que guardarás por siempre. ¡Conocé estos tips para elegir el traje perfecto!

Tela de calidad

Bleu Estudio

Es lo principal a tener en cuenta si pensamos en un traje de novio, pero muchas veces se pasa por alto. Si decidiste hacer una inversión en un traje para tu casamiento, probá diferentes cortes, hablá con varios sastres, mirá telas y pedí prototipos. Es importante que el precio vaya de la mano con la calidad, la costura y la durabilidad del traje. De esta forma te durará muchos años y además vas a poder usarlo repetidamente en otras ocasiones.

El tiempo necesario

Bleu Estudio

No dejes el traje para último momento. El tiempo es oro y es mejor tener definido qué usar, o al menos una idea para luego redondear detalles. Al menos tres meses antes del gran día probate el traje y decidí si vas a cambiar algo, si necesitás un ajuste o si preferís otra opción. Cuando tu novia se vaya a ver vestidos de fiesta en Once, aprovechá el paseo para recorrer las casas de trajes. Armá un presupuesto, definí un estilo y empezá también a redondear ese tema.

El clásico que nunca falla

Mayra y Mariano Fotógrafos

Un traje clásico y básico en color negro nunca te va a dejar mal parado. Se puede combinar con cualquier camisa, corbata y zapatos. Si tu pareja elige un look despampanante, el traje negro lo va a saber acompañar muy bien, y si elige algo sencillo, también. Junto a un vestido elegante para fiesta, el traje negro va a tener su protagonismo.

Combinados

Audiovisuales Pina

Si quieren jugársela y ser una pareja en composé se pueden poner de acuerdo con el estilo que van a llevar ese día. Algunos puntos de intersección son los colores, el material de las prendas y los detalles. Primero tendrán que definir qué prendas van a ser las protagonistas, si tienen vestido de novia para el civil y para la fiesta, y también tendrán que elegir una o dos opción versátiles. Por ejemplo, si el vestido es blanco, será una buena adaptación un traje blanco, hueso o clarito. Si la novia lleva algún detalle de color o textura, se puede tomar un retazo de esa misma tela y usarla en el bolsillo o alguna terminación del traje. Es importante entender en qué sintonía está el otro para coincidir en el estilo, ya sea más elegante o más casual.

Usado con nuevos detalles

Yaco Fotógrafo

Si el presupuesto es limitado o simplemente decidís invertir en otras cosas para el casamiento, podés optar por un traje que ya tengas en el armario y darle un toque con accesorios o pequeños cambios. Un saco negro es un básico en el armario de cualquiera, así que eso no será un problema. Se puede intervenir con telas de contraste para agregar a las mangas, se pueden resaltar gemelos con algún diseño específico y también cambiar pañuelos, corbatas y moños. Los zapatos también son una parte muy importante y tal vez sean dignos de una inversión para resaltar con color el look.

Estilo vintage

Leonardo Ambrosio Fotografía

El estilo vintage puede lograrse de forma fácil y con sólo algunos tips. Si tu novia va a usar un look con aire bohemio, vos podés elegir una camisa fina de gasa y sin estructura. A diferencia de las camisas elegantes y armadas, dan mucha frescura y naturalizad a quienes la luzcan. Los pantalones marrones al cuerpo complementan perfecto este tipo de look, más aún si es un casamiento de día. ¿El toque final? Unos tiradores, chaleco o boina. Por supuesto que este novio tendrá mucha personalidad.

Al igual que los vestidos de novia usados, se pueden conseguir trajes antiguos que aportan ese estilo vintage. Si encontrás uno a buen precio, no dudes en hacerlo parte de tu placard. Se pueden sumar arreglos de sastre y ajustes para que quede perfecto, que siempre serán más económicos que un traje nuevo. Además, al igual que una antigüedad, es una reliquia para los que eligen diferenciarse y mostrar también exclusividad en su vestimenta.

Ahora que ya tenés algunos tips para ir por tu traje soñado, empezá a preparar las tarjetas de casamiento, definir el menú y la torta de casamiento. El traje perfecto existe, así que divertite y ¡armalo a tu gusto!