Ramón Herrera

Los caminos de la vida y los avances tecnológicos pueden llevarlos a conocer personas de otras nacionalidades... y enamorarse. Cuando llega el momento tan ansiado de la boda, además de dos personas, dos culturas y dos familias se unen en una celebración del amor. Están preparando el traje y el vestido de novia, buscando proveedores, descubriendo invitaciones de bodas, locaciones y tortas de casamiento originales. ¿Qué considerar para organizar un casamiento bilingüe?

1. La web del casamiento

Pablo Andrés

Nuestra aplicación para organizar la boda será el mejor asistente que puedan encontrar para ir planeando y registrando el paso a paso del evento. Las herramientas son muy útiles y facilitan todas las tareas. Pero lo más importante para casamientos bilingües es que pueden brindar toda la información en los dos idiomas y contar su historia para aquellos que no la conocen en detalle. Un tip que puede hacerlo aún más interesante es contar sobre las tradiciones locales y los rituales que van a incluir en la boda.

2. Recomendaciones para los que viajan

Pablo Andrés

Es conveniente que armen una guía para viajeros. Si van a recibir invitados de otros países, una idea práctica es pensar en una lista de puntos esenciales para viajar al país donde se realizará la boda. Por ejemplo, pueden hablar del clima, de la moneda, de los alojamientos, de lugares de interés en la ciudad para visitar y aprovechar el viaje. Esta guía puede ubicarse en su web del casamiento.

3. Los profesionales

Ramón Herrera

Un factor muy importante es que los profesionales tengan un manejo medio del idioma, sobre todo, aquellos que van a interactuar con los invitados durante la celebración y trabajar durante la recepción, como la wedding planner, el fotógrafo o el metre, que van a dar las indicaciones formales para que todos encuentren sus sitios, participen de las actividades o comprendan qué va sucediendo.

4. La papelería nupcial

JuanR

Pablo Andrés

Los modelos de tarjetas de casamiento, el programa de bodas, el menú, el libro de firmas y otras etiquetas conforman una visión global del estilo de casamiento. Para bodas biculturales también son herramientas útiles para que los invitados se sientan involucrados. De ahí la importancia de la incorporación de las dos lenguas en la parte escrita. Asegúrense de transmitir sus mensajes en los dos idiomas y utilizar plantillas bilingües para diseñarlos. Recuerden también traducir la frase para tarjeta de casamiento elegida.

5. El programa del casamiento

Wow!

Además de haber sacado provecho de la web del casamiento para explayarse sobre los detalles de la boda, los programas de boda también se transforman en instrumentos provechosos para explicar a los invitados que no hablan el idioma local el paso a paso del protocolo ceremonial, traducir las lecturas, contar una breve reseña de la iglesia, comentar los rituales que sean diferentes. Luego en una línea de tiempo pueden indicar en los dos idiomas el paso a paso de la celebración. También se convierten en souvenirs originales para guardar.

6. Un oficiante bilingüe o un intérprete

Pablo Andrés

Quizá el momento más significativo sea la ceremonia y las palabras del sacerdote van resignificando la unión de la pareja. Aquí ya no pueden adelantarse con un guion escrito. Por eso, si pueden encontrar un oficiante bilingüe o que alterne en ambos idiomas, o si el presupuesto lo permite, un intérprete que pueda transmitir las palabras ceremoniales, las lecturas, los votos matrimoniales, el intercambio de alianzas sería muy valioso para una boda bicultural. Un intérprete también puede darle una vuelta de tuerca a los giros idiomáticos o las referencias culturales.

7. Detalles especiales

Cecilia Aiscurri

Pablo Andrés

Una nota de color que puede hacer que los invitados sientan un mimo especial es introducir detalles propios de sus países, por ejemplo, un plato tradicional, una música, algún ritual significativo, un cartel de bienvenida, una torta de casamiento sencilla típica del país extranjero. Las bodas biculturales son más enriquecedoras cuando se proponen platos de las dos culturas. Otra idea original que todos podrán entender fácilmente porque son rituales casi universales es incorporar una ceremonia simbólica. Por ejemplo, la ceremonia de la arena es bastante significativa en cuanto a su proceso.

8. La decoración, un aliado

Brote Estudio

Para bodas bilingües, nada mejor que incorporar detalles de ambas culturas en la decoración para que todos se sientan representados en detalles únicos que les resulten inmediatamente familiares. La señalética también debe estar en ambos idiomas para que todos sepan de qué se trata todo el evento y puedan sentirse cómodos de una forma auténtica.

Como souvenir de casamiento, una idea exquisita y halagadora para los invitados es pensar en productos regionales típicos. ¿Conocen qué deben escribir en las tarjetas de casamiento? Algunas parejas buscan lo tradicional, pero también la inventiva y la creatividad se ponen en juego.