Seimi
Seimi

Una tendencia de bodas es cambiar el formato papel de las invitaciones por el digital. Las ideas para invitaciones de boda digitales se alinean con los casamientos de espíritu ecológico. No se trata solo de una alternativa más sino de un paso dentro de la sostenibilidad en el mundo nupcial. Además de una torta de casamiento sencilla y un menú saludable, las tarjetas de casamiento virtuales también pueden inspirar para hermosas presentaciones.

1. Diseño y ecología

Al momento de elegir diseños y formatos de invitaciones de boda digitales, pueden surgir las ventajas acerca del ahorro de dinero, ahorro de papel o reducción de huella ambiental. Sin dudas, las tarjetas de casamiento online significan un ahorro importante que no quita elegancia ni originalidad. Otra ventaja es la ecológica. Los novios con conciencia de huella ambiental y, en sintonía con la tendencia de sostenibilidad proyectada hacia las bodas, tienen un camino para cuidar el entorno y transmitir algo más de su espíritu como pareja.

Love Letter
Love Letter

2. Grupos de WhatsApp

Las invitaciones de boda para enviar por WhatsApp facilitan enormemente la gestión de envío de tarjetas de casamiento. La tecnología puede sacudir algunas tradiciones, como las tarjetas de casamiento originales en formato papel. Si los novios optan por un método accesible, con solo un clic pueden mandar las invitaciones electrónicas por correo o por WhatsApp y asegurarse de que todos los invitados puedan recuperar la información del enlace.

3. Video

No solo las tarjetas Save the date pueden pensarse con esta alternativa creativa y divertida. Armen un video para otorgarle esa impronta que se busca en las invitaciones de papel como presentación y pantallazo del estilo de casamiento. Pueden hacer un video casero si se animan o contratar un profesional, quizá el mismo videógrafo de la celebración, para lograr una comunicación paraverbal ideal y efectiva.

4. Servicio híbrido

Si todavía guardan el deseo de tener invitaciones en papel con frases para tarjeta de casamiento cuidando el protocolo elegante pero igualmente abogan por la digitalización, pueden elegir un servicio híbrido en que pueden optar por enviar algunas invitaciones formales en papel, sobre todo a los padres o a los abuelos, e imprimir alguna para el álbum de bodas. El resto de los invitados recibirá la tarjeta virtual. Es un paso intermedio.

Anita Fuxman Bass
Anita Fuxman Bass

5. Invitaciones digitales profesionales

Otro modo de conseguir bonitas invitaciones digitales, más aún invitaciones de boda animadas, es contratar un diseñador o una empresa dedicada a este fin. La tarjeta estará personalizada al 100%, desde modelos de invitaciones sobrios hasta tarjetas de casamiento divertidas, según sus propios gustos y parámetros. Luego pueden elegir compartirla por WhatsApp, hacerla llegar a los invitados a través de las redes sociales o por una web de bodas creada por ustedes.

Vaya Día
Vaya Día

6. Plantillas gratis

Las invitaciones prediseñadas ofrecen otro modo de personalizar las tarjetas, sencillo y económico. Hay plataformas para editar invitaciones de boda virtuales, descargarlas o imprimirlas. Algunos programas trabajan por capas, es decir que van modificando cada elemento sin que se pierda el anterior. Tal vez la desventaja sea que los diseños pueden ser algo acotados, sin tanta variedad.

7. Invitaciones online + web de casamiento

Pueden utilizar la herramienta de nuestro portal. Allí tendrán diferentes opciones para crear su web de bodas en donde concentrar toda la información relevante que deseen comunicar a sus allegados. Además de crear una invitación online, podrán agregar relatos, historias, mapas geolocalizados, y gestionar la confirmación de asistencia y la organización de las mesas.

Agendá la Fecha
Agendá la Fecha

Hay diferentes modelos de tarjetas de casamiento. Exploren en la plataforma de proveedores para conocer las propuestas. Sin dudas, encontrarán al proveedor que pueda asesorarlos de la mejor forma y conocer otras variantes de invitaciones de bodas que quizá no habían imaginado.