Gabriel Larraburu

Tu vestido de novia te espera colgado, listo para ser usado. Los souvenirs de casamiento están preparados, y tu peinado recogido será tal cual lo soñaste siempre. La previa al casamiento significa uno de los momentos más especiales y estará cargado de mucha emoción. Por todo esto, debés ser organizada con los preparativos, para que no se te pase por alto ningún detalle, y llegues sin ningún sobresalto al momento más especial de tu vida.

Seguro que desde la noche anterior los nervios irán en crecimiento, pero esto no debe nublar el hecho de que todavía hay algunos detalles que no podés dejar pasar. Lo más conveniente es tener una especie de guía o “ayuda-memoria” para que durante la noche anterior, y el mismo día de la boda, cada cosa que tengas que hacer esté bien definida y todo pueda marchar sobre ruedas.

La noche anterior

Obviamente, la ansiedad estará presente el día anterior. Pero lo mejor que podés hacer, es relajarte e intentar dormir ocho horas, para que al día siguiente no luzcas cansada ni con ojeras.

Si te cuesta conciliar el sueño, probá con un baño relajante con sales marinas o un té de boldo. Aunque tu mente no deje de pensar en cómo lucirás con tu vestido de novia con encaje o cómo resultará el momento de cortar la torta de casamiento original, debés priorizar tu descanso.

Durante la mañana

Gabriel Peretti

Si la ceremonia es durante la mañana o el mediodía, tendrás que levantarte más temprano. No olvides agasajarte con un buen desayuno, para que emprendas el día con muchísima energía.

Si te casás por la noche, tenés un tiempito más para poder realizar otras actividades que te queden todavía por resolver y hasta incluso, tomar una siesta, ¿por qué no?

Comenzar a preparar tu look soñado

Sebastian Shikari

Una vez que hayas desayunado o almorzado, es hora de comenzar a prepararte. Tené en cuenta que sólo el peinado y el maquillaje te llevarán de tres a cuatro horas, por lo que es conveniente que empieces con tiempo para no estar a las apuradas, mucho más si tenés que ir hasta un salón o peluquería y luego volver a cambiarte.

La recomendación: usar un vestuario que luego no tengas que sacarte por la cabeza, porque obviamente vas a arruinar tanto el peinado como el maquillaje. Una bata o camisa son excelentes alternativa.

El momento más lindo

Nicolas Golub

Luego de tu maquillaje y tu peinado con rulos, llegó el momento de por fin lucir sobre tu cuerpo ese precioso vestido de novia 2019 que elegiste con tanta dedicación. Tantas veces soñaste con ese momento; en el último mes pensaste al menos unas mil veces cómo sería finalmente ponerte esa precioso modelo corte sirena… ¡Y finalmente llegó! Vivilo con la emoción que se merece. Eso sí: ¡asegurate que el maquillaje sea a prueba de agua, porque seguro derramarás alguna lágrima!

Últimos minutos como novia…

Glas Fotografía

Ya estás lista. Tu maquillaje y tu peinado se ven perfectos, pero sobre todo vos, estás radiante. Mirate una última vez al espejo para comprobar cómo lucís, y en especial, para tener un momento de introspección para reflexionar sobre todo el camino que recorriste para llegar hasta ahí. Muchas veces sentiste que la organización del casamiento te iba a superar, pero lo lograste junto a tu pareja. Ahora sólo te queda disfrutar y ser feliz por el momento que estás por atravesar. Tomaste la decisión de jurar amor eterno a tu amado, y eso, no es poca cosa.

La previa al casamiento, esas horas y minutos anteriores de preparación son un momento que las novias viven con mucho entusiasmo. Hay que dejar que las emociones y los sentimientos se apropien de una ocasión tan especial, sin que eso afecte el desarrollo de toda la preparación. ¡Eso sí! Recordá dedicarle el tiempo que se merece a la preparación de tu peinado de novia. Si planeas todo y establecés un cronograma, ¡nada va a salir mal! Ánimo, que en unas horitas, vas a ser una esposa muy hermosa y amada.