Despertarse con los ojos hinchados puede ser causado por tener pocas horas de descanso o, quizás, ¡por haber estado llorando de la emoción!. No te preocupes, si tenés contratada a una especialista en maquillaje, ella sabrá cómo disimular una mirada hinchada para que puedas disfrutar de tu gran gran día con tu vestido de novia. Y, si te vas a maquillar vos, aquí te contamos algunos tips que te ayudarán.

Corrector de ojeras

El corrector de ojeras es un aliado imprescindible en el día a día: para ir al trabajo, a una fiesta o a cualquier otro lugar… ¡Imaginate el día de tu casamiento! Además es el primer paso para poder disimular una mirada hinchada. Es clave elegir un corrector que sea de un tono más claro que tu piel, suave y ligero para que sea fácil esparcirlo.

Otro dato importante es que se aplica desde el lagrimal hacia afuera y al momento de usarlo se sugiere hacerlo con un pincel y no arrastrándolo con los dedos. Además se debe aplicar tanto en las ojeras como en el párpado superior del ojo.

Sombras

Si querés que los ojos se vean más pequeños, se recomienda utilizar sombras de colores oscuros. De esta forma, evitaremos los colores como blanco o iluminadores que resaltan la mirada. Una opción es acompañar la sombra de color oscuro con eyeliner en el párpado superior y engrosamos la línea al final del ojo, elevando sutilmente. Obviamente, si no sos de maquillarte de esta forma en otras situaciones, no es recomendable que pruebes el día de tu casamiento ya que el cambio hará que tus ojos llamen la atención y es justamente lo que queremos evitar.

Delineador

Lo ideal será elegir un delineador de ojos fino y ligero para la raya superior en colores como café, grises o negro mate. Por su parte, en la zona inferior del ojo se puede optar por colores claros, como el beige o, incluso, el blanco para iluminar.

Pestañas

Llevar una pestañas bien rizadas y largas es fundamental para mostrar una mirada bien amplia. Podés conseguir este resultado llevando una buena máscara de pestañas negra a prueba de agua por las dudas que te emociones en el medio de la boda.

Quienes tienen pestañas cortas pueden recurrir a las pestañas postizas que se colocan en el momento. También existe la posibilidad de realizar un tratamiento de extensión de pestañas unas semanas antes del casamiento. Lo bueno de cualquiera de estos dos tratamientos es que se puede colocar la cantidad de pestañas que se desee: en el párpado completo, una zona o sólo acentos en las esquinas exteriores del ojo que lograrán abrir la mirada y disminuir la imagen de hinchazón del ojo.

Dar protagonismo a otra parte del rostro

Un gran truco del maquillaje es desviar la mirada de las zonas que no queremos que se vean. En este sentido, podés optar por llevar un labial de un color llamativo o resaltar tus mejillas con un rush rosado. Así desviarás las miradas de los ojos hinchados hacia otras zonas de tu rostro.

Gran ayuda

Si tenés tiempo antes de la hora de casamiento, no dudes en aplicar rodajas de pepino, saquitos de té de manzanilla húmedas o compresas frías sobre los ojos que ayudarán a bajar la hinchazón de una manera natural.

Dormir por lo menos 8 hs, tomar abundante agua, comer saludable y no fumar o consumir alcohol son otros tips que te ayudarán a no tener los ojos hinchados el día de tu casamiento. Esperamos que todos estos consejos te ayuden a conseguir tener una mirada fresca y reluciente el gran día que des el sí quiero.