Cuba Libre Fotografía y Video
Cuba Libre Fotografía y Video

Un aspecto fundamental para elegir la fecha de boda es la estación del año. ¿Sueñan con bodas de espíritus soleados, mikados para vestidos de novia de invierno, flores naturales para la torta de casamiento o decoración vintage otoñal? Lo cierto es que los factores climáticos inciden directamente en la celebración, en la asistencia de los invitados, en el dress code de los vestidos de fiesta y en la experiencia de los novios. Aquí, algunas recomendaciones.

1. Un semestre antes

Freguglia
Freguglia

Aunque la idea romántica de “sposa bagnata, sposa fortunata” trate de compensar el infortunio climático, es una idea práctica estar atentos al clima para la temporada que hayan elegido para casarse. El clima es un factor que otorga parte importante de la fisonomía de la boda. Deben comenzar a considerar cuáles son los aspectos negativos a los que deben hacerles frente, como las altas temperaturas, el frío invernal, los mosquitos o las lluvias.

2. Un trimestre antes

La pregunta que rodea todo casamiento es “qué sucede si llueve”. Nadie quiere un festejo pasado por agua, ¿verdad? Revisen cuáles son las precipitaciones promedio de su región y, si han decidido tener una boda al aire libre, deben prestar atención al plan B en caso de lluvias. ¿El sitio cuenta con un salón bajo techo o un quincho? ¿Es necesario alquilar una carpa?

3. Un mes antes

Joaquín Graells Fotografía
Joaquín Graells Fotografía

El día del evento tiene que ser perfecto. Si es verano, cuenten con repelentes para mosquitos y accesorios para calmar el calor, como abanicos y sombreros. No solo se trata de aliviar situaciones incómodas para los invitados, sino que también ustedes como anfitriones disfrutarán mucho más de cada momento. Los pronósticos del clima ya les irán dictando si deben contar con un abrigo extra o incorporar otras atenciones para quienes recibieron sus tarjetas de casamiento originales.

4. Cuenta regresiva

Dos Anillos
Dos Anillos

Es momento de tener resueltas las posibles complicaciones por el clima. Si se trata de época invernal, algunos detalles como la calefacción, la decoración de invierno, un menú calentito contribuyen a crear ambientes cálidos. Si es verano, deberán pensar en detalles que ayuden a combatir el calor, como puestos de limonadas y otras bebidas frescas, catering liviano y una torta de casamiento original con más frutas y menos cremas.

5. Semana previa

Ali Alonso Fotografía
Ali Alonso Fotografía

Con tantos preparativos, habrán buscado los mejores conceptos de boda según la temporada. La decoración, la puesta en escena, los regalitos y souvenirs originales, el kit de emergencia, el tejido del vestido de novia sencillo están planeados para potenciar la experiencia de los novios y de los invitados. Consulten varias fuentes para asegurarse de un pronóstico acertado y, durante la semana previa, manténgase en comunicación con los proveedores para que se tomen los recaudos necesarios en caso de lluvias.

6. Ese día

Sabrina Lo Presti
Sabrina Lo Presti

Ya las cartas están echadas y no hay vuelta atrás. Tocó lo que tocó. Aunque tomemos todas las precauciones, el remoto pronóstico de precipitaciones puede llenar de dudas a las parejas. Pero no olviden que es su gran día. Con o sin lluvia, debe resultar romántico y cálido. Busquen recomendaciones para salvar una boda lluviosa y no pierdan la sonrisa.

Cada temporada tiene sus ventajas y desventajas, pero de cualquier modo deberán estar atentos al clima. Los colores de la estaciones se reflejan en las invitaciones de boda, en el maquillaje y los peinados semirecogidos. ¿De mañana, tarde o noche? Otra elección.