Es habitual sentirse más hinchada y pesada luego de las fiestas y es que con tantas reuniones y festejos, se suelen cometer algunos excesos que repercuten directamente en nuestro cuerpo, pero ¿quién te quita lo bailado? Por eso, lo mejor es no lamentarse y ponerse manos a la obra para recuperar tu figura lo antes posible y de manera saludable. ¿Cómo hacerlo? Prestá atención a los siguientes consejos:

1. Activate

El ejercicio físico es fundamental para mantener a tu cuerpo en forma y no solo por estética, sino también por salud y calidad de vida. Así que calzate las zapatillas y comenzá a moverte. Si nunca hiciste ejercicio, podés comenzar con una hora de caminata al día o anotarte en algún tipo de actividad que te guste y entretenga como el zumba o cardio-dance.

2. Hacé cinco comidas diarias

Contrariamente a lo que se piensa, no por comer menos se adelgazará más. Es importantísimo que entiendas que hacer las cinco comidas diarias ayudará a tu metabolismo a trabajar mejor y quemar grasas. Eso sí, las cantidades deben ser moderadas y la dieta debe ser equilibrada y variada para que el organismo tenga todos los nutrientes necesarios para mantenerse saludable.

3. Evitá el picoteo

Si aún así haciendo las 5 comidas te quedás con hambre y sentís la necesidad imperiosa de comer, una fruta será tu mejor alternativa para calmar la ansiedad.

4. Evitá el alcohol

Por mucho que te guste tomar una cerveza o copa de vino con tus amigos, lo cierto es que el alcohol posee una cantidad de azúcares y calorías innecesarias para tu organismo, por lo que es mejor que prescindas de él por un tiempo o lo bebas de forma esporádica y en pequeñas cantidades.

5. Bebé mucha agua

Se recomienda beber 2 ½ litros de agua al día para ayudar al organismo a depurarse, estar correctamente hidratados y favorecer a la eliminación de lípidos. Un truco muy resultón para quienes no les guste tomar solo agua es colocar dentro de una jarra de agua trozos de frutas para que la saborice.

6. Seguí una dieta equilibrada y rica en fibras

Además de dar mayor sensación de saciedad, la fibra ayuda a regularizar el tránsito intestinal, por lo que es muy importante que incluyas alimentos de este tipo dentro de tu plan alimenticio. Cereales como el arroz o legumbres como las lentejas y los garbanzos acompañados de verduras al vapor son una excelente opción para un plato nutritivo y balanceado.

7. Descansá adecuadamente

Para que tu cuerpo pueda funcionar de manera óptima y rendir al máximo, es imprescindible que te asegures de estar descansando correctamente. Dormir ocho horas al día no solo te ayudará a perder peso, sino que además hará que estés más enérgica y vital en tu día a día.

8. Decí no a las dietas mágicas

Para funcionar correctamente, el organismo necesita de todos los nutrientes existentes, cosa que solo obtendrás manteniendo una alimentación variada y equilibrada. Además, cada organismo posee su propio ritmo y debes aprender a respetarlo. Por eso, es muy importante que entiendas que las dietas mágicas que te prometen resultados asombrosos en poco tiempo, además de ser inútiles son peligrosas para tu salud. Tratá de evitarlas.