Ir al contenido principal
Casamientos

6 elementos que pueden usar para armar los centros de mesa del casamiento

Al llegar al salón de bodas, uno de los elementos que más llama la atención son los centros de mesa. Ya sea con un estilo simple, natural o más moderno, los invitados los aman. Los dejamos con ejemplos para decorar sus mesas en el casamiento.

Lûminis Ambientación

Plástico, vidrio, flores, madera… Son muchos los elementos que vienen a la mente al pensar en los centros de mesa para casamientos. Teniendo en cuenta el estilo de boda en el que se hayan inspirado, se pueden encontrar una gran variedad de modelos, incluso realizados a partir de objetos cotidianos. En este artículo encontrarán tipos de materiales y elementos que pueden usar para sus centros de mesa.

1. Cristal y vidrio

Ali Alonso

Dueños de una impronta muy moderna, tanto el vidrio como el cristal les permiten tener centros de mesas originales para casamientos. En este sentido, pueden usar frascos grandes y largos con flores dentro, frascos de vidrio (de los de mermelada, por ejemplo), o grandes recipientes de cristal con velas dentro. La transparencia combinada con otros elementos orgánicos genera un efecto de mucha simpleza y elegancia a la vez, por lo que se convierte en una alternativa ideal para casamientos nocturnos o de día.

2. Que se haga la luz

David Restrepo Fotografía

Estudio Kamalian

Para recrear ambientes románticos y con luz tenue, las velas son el objeto preferido. Ya sea en un tamaño extra grande o en su versión mini, las velas, colocadas en frascos de vidrio o sobre veleros, son una excelente opción como centro de mesa de bodas. También pueden ir colocadas de manera flotante sobre las mesas, generando un escenario de pura magia, muy reconfortante y donde, sin duda alguna, el amor flotará en el aire.

3. Reaprovechando las botellas

Marcos Masciulli

Snow Producciones

Una manera de tener un casamiento eco-friendly es reutilizar botellas de vidrio, de cualquier tipo de bebidas y color, y usarlas para tener un bonito centro de mesa. En este sentido, si les gusta la idea de un estilo informal pueden tener botellas de diversos colores. Siempre y cuando estén bien limpias y sin etiquetas, les sirven. Si desean algo más armónico, procuren que las botellas sean todas iguales. Dentro de ellas pueden colocar flores, y adornar las etiquetas con su sello personal de boda.

4. Lo vintage volvió

Más que Mil Palabras

Ali Alonso

Otros objetos a los que pueden acudir para tener centros de mesas innovadores son todos aquellos elementos vintage, como teléfonos, jaulas, radios viejas y hasta valijas. La idea es que se sigan viendo antiguas, aunque si es necesario hacer reformas para que luzcan prolijas, no duden en hacerlas. Estos elementos pueden ser distintos para cada mesa, y complementarse con flores en tonos pastel.

5. Estilo moderno

Kuda Eventos

Aquellas parejas que prefieran un estilo minimalista y moderno, los invitamos a conocer la gran variedad de objetos de metal con formas geométricas e irregulares que se pueden utilizar a modo de centros de mesa. El metal genera un contraste muy interesante con los objetos de vajilla, que vale la pena aprovechar. Baldecitos de metal con flores es también una manera de combinar lo natural con lo artificial, logrando un estilo digno de admirar.

6. Mucha naturaleza

Paula Barcia

Ann Gómez Photography

Si tendrán una boda al aire libre, lo ideal es combinar con elementos que vayan en la misma tendencia. Elementos como follaje, flores, pasto, cajones de madera y macetas se siguen manteniendo como los grandes elegidos dentro del grupo de los centros de mesa, ya que son fáciles de combinar, pero también por el tono alegre y colorido que le darán a su mesa.
Dentro de este estilo también pueden utilizar un camino de follaje y flores que cubra la mesa a lo largo. ¡Muy original!

No hay limitaciones creativas ni de disposición de materiales a la hora de pensar en los centros de mesas para sus mesas del casamiento. No teman incorporar su propio estilo, sus colores preferidos y hasta reutilizar objetos suyos. El secreto radica en combinar con los otros complementos, para que todo se vea prolijo y armónico.