Diego Ruiz

Si estás a unos meses de casarte, posiblemente quieras darle un cuidado a todo tu cuerpo, en especial a tu piel, que es lo más visible. Estos cuidados te servirán para lucir un mejor escote con el vestido de novia, mejorar tu rostro para que combine un peinado recogido y hasta pensar en mejorar las fotografías a incluir en los souvenirs de casamiento. Son tips sencillos para tu rutina diaria, que te ayudarán a lograr una piel increíble y, sobre todo, sana.

Siempre es un buen momento para comenzar

Si todavía no tenés una rutina específica de cuidado, siempre estás a tiempo de comenzarla, sobre todo si ya se acerca tu casamiento. La primera recomendación es que tu piel debe estar siempre limpia, especialmente cuando te vas a dormir. Esto implica que no te podés ir a dormir con el maquillaje sin quitar. Cada noche, después de quitarte el maquillaje, recordá limpiar tu rostro con agua y jabón. Intentá hacerlo con agua tibia, para que la limpieza sea más profunda. ¡Eso sí! Evitá bañarte con agua demasiado caliente, dado que eso le quita hidratación.

Hidratación y limpieza, fundamentales

Fisgón Cine

Dentro de lo que se considera una rutina cotidiana de cuidado de la piel, no pueden faltar el uso de cremas hidratantes y las limpiezas de cutis. Estas lograrán que tu piel se vea más elástica y joven, lo que permitirá que luzcas mejor ese peinado con pelo suelto y tu vestido de novia 2019.

Las cremas corporales y faciales deben ser colocadas todos los días, en especial después de bañarte, que es el momento en que la piel pierde mayor cantidad de humedad. Para el rostro, repetí la rutina también todas las noches. En cuanto a los exfoliantes, que los podés adquirir en cualquier farmacia, debés repetir el proceso por lo menos tres veces a la semana.

Sin secretos mágicos: mucha agua y buena alimentación

Maru Cignoli Fotógrafa

Más allá de que sigas con tratamientos de belleza, es necesario que los acompañes de un cambio de hábitos. Tomar mucha agua es una de las mejores formas de mantener tu piel hidratada y sana, a la vez que tenés que evitar el consumo de alimentos procesados, fritos y el uso excesivo de harina. El consumo de frutas y verduras es fundamental.

Por otra parte, evitar el sol en horarios donde esté más fuerte es otra de las formas de cuidar la piel, sobre todo del cuello y el rostro. Si vas a tomar sol, hacelo con protector solar de factor alto. Si querés lucir un buen escote junto con tu vestido de novia sencillo, este tip es fundamental.

Tratamientos específicos en centros de estética

Manu Mora

Si sentís que con los cuidados diarios y en casa no alcanza, también podés recurrir a la alternativa de los centros de estética, que ofrecen servicios específicos para cada parte del cuerpo, según la necesidad de las clientas. Entre ellos, los más usuales son las microdermoabrasiones y los peeling, que limpian a la piel de todo tipo de impurezas, a la vez que le generan mayor elasticidad. Son tratamientos que se hacen solo dos o tres veces el año.

Elegir productos acertados

Corral + Vidal

Si vas a una farmacia, verás que existen cientos de productos para el cuidado de la piel, cada uno con un uso particular. Es necesario que utilices el adecuado para tu tipo de piel; de lo contrario, podés empeorar cualquier síntoma, como la proliferación de granitos o la piel grasa. Si tenés dudas, nunca dudes en recurrir a una dermatóloga. Recordá que la piel es un órgano más del cuerpo, por lo que su cuidado no debe tomarse a la ligera.

A la hora de pensarte en el día de tu casamiento, te imaginás el peinado de novia cayendo sobre tu rostro, acompañado de tu gran vestido de novia corto o largo. De ahora en más, comenzá a imaginar también lo radiante que se verá tu piel siguiendo tres claves: limpieza, hidratación y vida sana.