María Belén Cappi
María Belén Cappi

Las bodas se han vuelto muy complejas. Cada evento se personaliza al detalle y los objetivos de las parejas son muy diversos. Las wedding planners que se dedican al mundo de las nupcias tienen un conocimiento completo de las organizaciones de bodas y los tipos de ceremonia. Por eso, el campo de las wedding planners también es bastante amplio y se planifica y coordina en función de las necesidades de los novios.

1. ¿Qué funciones cumplen?

La función principal es idear, planificar y ordenar la agenda de tareas, una lista que es bastante extensa y requiere de la ejecución de recursos y plazos determinados. La segunda función importante es dirigir y liderar al equipo que llevará a cabo todos los procesos durante el día de la boda, resolver los imprevistos y corregir posibles fallos.

Leo Giménez
Leo Giménez

2. ¿Qué buscan las parejas?

Toda la organización del casamiento supone una gestión de tiempos, recursos y presupuesto. Para las wedding planners es esencial conocer qué buscan las parejas. En la primera reunión, ellas deben escuchar y empatizar, interpretar a los novios, entender lo que buscan y lo que no buscan, comprender lo que necesitan o esperan de una wedding planner.

Tipos de wedding planners

3. Planificador integral o a tiempo completo

El planificador interviene desde el inicio hasta el final de la boda. Acompaña a los novios con la gestión del presupuesto y el calendario de tareas, recomienda sobre proveedores, coordina las entrevistas en las locaciones, ayuda a diseñar el evento, gestiona la lista de invitados. En la práctica, se encargará de toda la organización y los novios van a evaluar los resultados finales. Este periodo es extenso, puede durar varios meses o incluso un año.

Las razones para contratar un planificador integral son muy diversas, como la falta de tiempo, la necesidad de evitar el estrés, la búsqueda de un diseño a medida o la optimización de los recursos y el presupuesto.

Jano's Eventos
Jano's Eventos

4. Planificador a tiempo parcial

El planificador trabaja solo en los aspectos puntuales que ustedes decidan. Una clave esencial es la recomendación de proveedores, dado que cuenta con relaciones comerciales fundadas en trabajos compartidos. Otras propuestas se enfocan en el asesoramiento para conseguir el tipo de boda soñada, la gestión del estilo de boda o el protocolo de ceremonia.

Este servicio es ideal para los novios que tienen todo bajo control, pero requieren de una mirada profesional en algunos aspectos de la organización.

5. Planificador de bodas a distancia

Una boda a distancia precisa que alguien vele por la organización del casamiento. Es uno de los casos en que las wedding planners se convierten en una necesidad primaria para los novios. Cumplen con el papel de un planificador integral en el destino donde los novios deciden casarse, lejos de sus domicilios actuales. Puede ser porque regresen al país natal, vivan en distintas provincias y quieran reunir a toda la familia en una de ellas o elijan las deliciosas destination weddings en sitios remotos, lejos de casa.

La distancia es el motivo imperante, pero también pueden surgir otras barreras culturales o administrativas que requieran de un aliado en destino.

Momento 210
Momento 210

6. Coordinador de eventos

El coordinador interviene en las últimas semanas cerca de la fecha de bodas o solo se encarga de la coordinación de ese día en especial. En las semanas previas, el coordinador revisará los últimos detalles, como los contratos con los proveedores y los pagos, el timing de la boda, la lista de invitados, disposiciones del salón y el menú, plano de las mesas, protocolo de la ceremonia, ensayo y entrada de los novios.

Puede ser que la pareja desee descansar el mes previo a la boda y un coordinador le viene muy bien para desligarse de ese último checklist de tareas y proveedores. Si lo contratan para el día del casamiento, se aseguran de que todo el esfuerzo esté bien canalizado y la boda salga a pedir de boca.

Belén Gasparini Films
Belén Gasparini Films

7. Decoración

A diferencia de los planificadores de bodas, un diseñador de eventos se encarga del plano y la estética general para darles forma y coherencia a las ideas de los novios. En su mayoría, estos profesionales se sienten identificados con una estética y son referentes de ese estilo que describe una elegancia y naturalidad particular.

Un diseñador ayudará a poner en foco todas las ideas creativas y canalizarlas a través de su visión más amplia y profesional.

Con vistas en los beneficios, debemos resaltar que las wedding planners transmiten una propuesta de valor, confianza y tranquilidad que se traduce en diseño, producción y coordinación para que los novios y los invitados disfruten del casamiento.