Cuando se deciden por un detalle hecho a mano, el casamiento ya adquiere otro tono, una sensación más íntima y creativa. Al igual que algunos souvenirs de casamiento DIY, los portavelas con encaje resultan muy sencillos de elaborar. Como otros objetos, el estilo convive con las invitaciones de bodas, el programa de ceremonia, la decoración y los souvenirs originales. Esta manualidad es imposible de resistir. Pasemos manos a la obra.

1. Fácil y sencillo

Con estas palabras podemos resumir estos portavelas DIY para cualquier tipo de boda. Los objetos hechos a mano aportan una energía especial. Una forma muy bonita de personalizar los recuerdos, los souvenirs de casamiento económicos y la ambientación es eligiendo algún detalle handmade, por más pequeño que sea. Cuidando los tiempos de realización, les proponemos estos portavelas románticos, que calzan perfectos en temáticas vintage, boho o rústica.

2. La iluminación

Las velas son sumamente decorativas, pero también funcionales en cuanto a la creación de espacios cálidos e iluminados. Van muy bien tanto en ambientes interiores como en bodas al aire libre. Estos portavelas DIY de frascos de vidrios son ideales para acompañar la iluminación, ya que resultan muy versátiles y seguros para contener la parafina derretida sin causar riesgos.

3. Decoración atemporal

Junto con los arreglos florales y la imágenes de tortas de bodas, los portavelas son conceptos de decoración atemporales. Resultan románticos y elegantes para decorar las mesas y combinarlos con follaje, flores, ramas secas y piedras. Estos portavelas son perfectos para componer coquetos centros de mesa, pero también son estupendos como ideas para souvenirs de casamiento.

4. Materiales para elaborar este DIY

Con estos materiales sencillos podrán elaborar sus portavelas personalizados y armonizar y combinar diferentes elementos para crear rincones muy románticos.

  • Frascos de vidrio. Durante los meses previos pueden reciclar frascos de mermeladas o conservas, iguales o distintos. También se pueden comprar en casas de descartables o bazares.
  • Encaje de algodón. Los diseños de encaje son muy bonitos. Pueden elegir algo similar al tejido del vestido de novia con encaje o puntillas anchas, en tonos blancos o crudos. Lazo de yute o cordeles de algodón. Es el detalle rústico para finalizar el portavelas DIY. Pueden comprar un rollo que les servirá para otras cosas también.
  • Velas de té. Son las velas pequeñas, circulares, que vienen en envases de aluminio o metacrilato. Prueben distintas velas para comprobar la calidad y el tiempo de duración.
  • Botones, ramilletes, perlas, florcitas de tela o crochet, pasamanería. Para dar una terminación diferente.
  • Tijeras, hilo, aguja.

5. Paso a paso

Despejen un sector para dejar los portavelas terminados y sigan el paso a paso. De tan sencillo, sin darse cuenta ya estarán finalizados.

  • Cortar la tira de encaje o puntilla de la extensión que requiera el frasco, para rodearlo por completo y dejar un centímetro de superposición.
  • Tomar el frasco de vidrio y dar dos o tres vueltas con el cordel para calcular lo necesario y un trozo más para hacer el moño final, y luego cortar.
  • Vestir el frasco con el encaje, ajustar con el lazo y terminar con un moño. Como opción se puede agregar algún elemento decorativo en el centro del moño y ajustar con unas puntadas.
  • Colocar la vela dentro del frasco y dejar el encendido para el día de la boda.

Además de los centros de mesa, pueden decorar la ceremonia, la mesa dulce, el entorno de la torta de casamiento, un rincón del jardín… Como dijimos, son muy versátiles, también son geniales como imágenes de souvenirs de casamiento.