Marcar la diferencia en una boda es un concepto que se puede lograr principalmente por la incorporación de detalles originales. En esta oportunidad, les traemos los pasos para realizar un cake topper para su torta de casamiento con banderines. Podrán realizarlo en su hogar, y sumar una actividad interesante y divertida para realizar como pareja. ¡Manos a la obra!

La magia y simple de los banderines

La tendencia DIY vino para quedarse y así lo confirman la infinidad de opciones casamenteras para realizar en la propia casa. Los banderines, una alternativa muy simple pero realmente muy bonita, es una posibilidad de incluir un adorno de torta informal con un lindo mensaje. Entre las opciones que les proponemos se encuentran palabras muy simbólicas como “amor”, “love”, frases populares como “recién casados” o “¡viva el amor!”.

Materiales necesarios

La buena noticia es que con unos pocos pesos podrán tener un hermoso cake topper para torta de casamiento. En primer lugar, decidan qué tipo de palabra o frase desean incorporar, ya que ello determinará la cantidad de triángulos a utilizar.

Para realizar estos simpáticos banderines necesitarán: cartulinas del color que deseen (blanca o de otros tonos más alegres), palitos de brochetas (de los que se consiguen en cualquier supermercado) hilo sisal (cantidad necesaria, dependiendo de la cantidad de banderines), pegamento o plasticola, y marcadores de los colores que deseen o stickers con letras (que pueden encargarse en cualquier imprenta). A su vez, deben contar con una tijera, lápiz negro y regla.

Paso uno: dibujar los banderines

Sobre la cartulina, y del tamaño que deseen su cake topper, dibujen los triángulos que vayan a necesitar, según la cantidad de letras para formar su cartel. Para realizarlos a todos del mismo tamaño, recurran al uso de la regla, y realicen todos los lados de la misma longitud; de esa manera no corren el riesgo de que queden desprolijos. ¡Aunque tampoco es necesario que se vean perfectos!

Paso dos: Cortar

Una vez que tengan todos los triángulos realizados sobre la o las cartulinas (pues pueden combinar varios colores y hacerlo más llamativo aún), y de manera cuidadosa, corten los triángulos. Sería recomendable que puedan cortar algunos de repuesto, por si durante la ejecución y armado del cake topper alguno sufre alguna rotura.

Paso tres: escritura de las letras

Ahora llega el momento de poner rienda suelta a su creatividad. Sobre cada triángulo escriban cada una de las letras para formar el cartel. Pueden realizar tanto letra cursiva como letra de imprenta, jugar con la combinación de colores o apostar por el monocolor. Si lo prefieren, pueden imprimir stickers con cada una de letras, y en este paso, pegarlos sobre los correspondientes banderines.

Paso cuatro: colocar el hilo

Una vez que la tinta o el pegamento de los stickers haya secado, llega la hora de unirlos por medio del hilo sisal. No se queden cortos con la cantidad de hilo y peguen cada triángulo a la misma distancia del otro, para que se vean simétricos y prolijos. También deben dejar secar antes de seguir manipulándolos.

Quinto paso: unir los banderines a los palitos

El último de los fáciles pasos para realizar este cake topper para torta de casamiento, es unir el hilo ya con los banderines pegados a los palitos de brocheta. Pueden pegarlo o realizar un nudo: ambas opciones se ven igual de lindas. ¡Eso es todo!

Con pocos elementos, que inclusive pueden encontrar en sus propias casas, pueden tener el perfecto adorno para su torta de casamiento. Esperamos que se animen a utilizar sus propias manos en detalles simples como esto, en donde no solo sea ahorrarán dinero, sino que se divertirán de a dos pensando en ideas para sumar a su boda.