Las invitaciones de boda ya fueron enviadas, el peinado de novia ya está decidido y aún se preguntan dónde va a ser la luna de miel. No hay mejor lugar para conocer si lo de ustedes es el bullicio, la mezcla de las culturas y la cuna de muchas películas y series. Una ciudad para disfrutar de los paseos y las citas más románticas. En este artículo, les contamos todo lo que pueden hacer si viajan a Nueva York de luna de miel. ¡Enamórense de cada rincón!

Tomar algo en un rooftop

Unas de las alternativas más originales y más impresionantes que tiene la ciudad son las hermosas e imponentes terrazas. Ahí pueden cenar, tomar algún trago o ir por la tarde para ver la bajada del sol. Desde una merienda tranquila hasta un after o un boliche, hay para todos los gustos. No hay nada más romántico que compartir un vino en las alturas y con las luces de Nueva York de fondo. Algunas recomendaciones: Arlo Rooftop en el Soho, Top of The Strand enfrente del Empire State, The Crown en Brooklyn, Hotel William Vale, en Williamsburg y The Standard a metros del Hudson y Nueva Jersey.

Disfutar Nueva York desde el cielo

Nueva York es una ciudad con muchos rascacielos. No hay nada más romántico que subir a alguno de ellos y disfrutar de las vistas, desde las que podrán sacarse las mejores fotos. El Top of the Rock y el Empire State Building son dos grandes infaltables para disfrutar de una subida a la cima.

Otra alternativa muy popular —pero un poco más costosa— es recorrer la isla desde un helicóptero. Los paseos suelen durar entre 15 y 25 minutos por lo que si bien el recorrido es corto (y rápido) vale muchísimo la pena para coronar una luna de miel hermosa. La ruta más común que hacen las empresas incluye un recorrido por los puntos más emblemáticos como el edificio Chrysler, Empire State, la Estatua de la Libertad, Zona Cero, Rockefeller Center, Times Square y el Puente de Brooklyn.

¡Como en una película!

Nueva York es una ciudad muy inspiradora, que alberga muchísimas calles, restaurantes y lugares que son escenario de películas y series muy conocidas. Si son fan de alguna de ellas no hay mejor idea que sacarse una foto haciendo alusión a ellas, ¡será el mejor recuerdo! En el Empire State como en King Kong, contemplando el puente de la calle 42 y Park Avenue, donde Will Smith cae en Soy Leyenda o en el Hotel Plaza, donde filmaron Mi pobre angelito o El Gran Gatsby.

Existe la posibilidad de contratar tours donde los llevan a las locaciones, además de poder comprar los guiones de las películas y series en puesto instalados en la calle. Algunas ideas para souvenirs de casamiento pueden ser justamente llevarse fotos suyas en estos sitios junto con las fotos reales, intentando recrearlas.

Rincones románticos

En cuanto a los lugares increíbles que las parejas eligen para visitar, tenemos el puente más importante, que es el de Brooklyn, donde podrán hacer fotos con las luces de fondo. Otro lugar en las “alturas” es el High Line, un paseo sobre unas antiguas vías del tren. Cerca del Chelsea Market pueden comer algo de camino y no hay nada más romántico que caminar por las calles de Manhattan y contemplar una cosmopolita ciudad que nunca duerme.

Por último, el parque más icónico de Nueva York, el Central Park. Ofrece infinidad de planes románticos para ofrecer, entre ellas dar un paseo en bote por su lago. Si quieren hacer fotos para guardar en el álbum de la boda pueden llevar la ropa que usaron el gran día. No importa si es vestido de novia de civil o si es un outfit más elaborado. Claro que lo más cómodo es tener un vestido de novia corto para subir al bote, andar en bicicleta y además tirarse a disfrutar de un picnic en el pulmón verde de la ciudad. Lo importante no es cómo, sino que valga la pena y que se lleven un genial recuerdo de este maravilloso lugar en el mundo.

¿Qué idea les gustó más? Vas a ver que, si te animás a sacarte fotos con tu vestido de novia en Central Park, no serás la única. Es un lugar mágico y muy frecuentado por parejas. Unas lindas fotos son super originales y el mejor recuerdo de un viaje que jamás olvidarán.