Todo el mundo ama las fiestas de casamiento, por eso cuando llega la tan preciada invitación de boda en lo primero que se piensa es en el vestuario. Las invitadas eligen con mucho amor y dedicación sus vestidos de fiesta pues están encantadas de compartir tan hermoso momento. Muchas eligen el color negro para sus vestidos elegantes de fiesta, un color sobrio pero también sensual. ¿Querés saber cómo aplicarlo a tu estilo? Todos los consejos en este artículo.

El negro, un color favorecedor para todas

Que el negro sea uno de los colores más usados por las invitadas no es casualidad. Este tono es, en primer lugar, de los que mejor combina con todo tipo de cuerpos y colores de piel, suma sofisticación y clase, y puede usarse en cualquier estación del año. Por ello, es común ver que dentro de los outfits de invitadas, se posicione como uno de los más usados por mujeres de todas las edades. Desde vestidos de fiesta sencillos hasta looks super glamorosos, el negro siempre es un acierto, por lo que, si estabas pensando en usarlo, ¡llegaste al lugar indicado!

La noche, su mejor compañera

Si bien se puede usar el color negro durante el día, es un color más acorde para casamientos nocturnos. Una de las mejores opciones para elegir un vestido de fiesta 2021 en color negro, es incorporar aquellos que tienen brillo. La noche es el mejor momento para brillar, ya sea con bordados con piedras o lentejuelas.

Si la boda es más formal, podés usar un vestido de fiesta largo, ya sea con una falda con volumen o más al cuerpo. Si, en cambio, preferís algo más informal y más acorde con tu edad, podés optar por modelos cortos, siempre teniendo en cuenta la estación del año en que se realice la fiesta. Para bodas al aire libre y de día, es preferible optar por otros tonos más claros.

Modelos para cada tipo de boda

Además de tener en cuenta el momento del día en que se celebra la fiesta, es conveniente hacer hincapié en el tipo de casamiento para elegir el mejor vestido de fiesta corto o largo, en un tono negro. Para aquellas bodas elegantes y formales, realizadas en un salón cerrado, se puede apuntar a los vestidos largos, confeccionados con una gran diversidad de telas y diseños: faldas con volumen y volados, encaje, transparencias, formas irregulares, y hasta con detalles en plateado.

Por el contrario, si será una boda más tranquila y con estilo más urbano y moderno, podés optar por vestidos más sencillos, más al cuerpo, y que permitan jugar más con los accesorios. Si sos una invitada canchera, podés cambiar el vestido por un mono con pantalón o hasta un traje femenino. ¡Puro estilo!

Para acompañar: accesorios y maquillaje

Otra de las ventajas que convierten al negro en uno de los preferidos de las invitadas es el hecho de que se puede combinar con casi toda una paleta de colores. Esto te permitirá jugar mucho más con los accesorios: carteras y clutch en dorados o plateados, zapatos de tonos contrastantes como rojo o azules y un maquillaje con mucha presencia y luminosidad son algunas de las formas en que podés culminar tu look de invitada. Animate a combinar con colores, para poder darle más poder a tu outfit, aunque el total black es un acierto y le queda bien a todas.

Así como ayudaste a tu amiga durante días (o semanas) a buscar su vestido de novia, llegó el momento de atenderte vos. Ya sea que compres u optes por el alquiler de vestidos de fiesta, date tu tiempo para armar con dedicación y estilo tu propio look.