Gonzalo Rizzi Fotografía

¿Cuántas veces habrás visto esta escena en las películas? Después de que muestran el flamante vestido de novia de la que se casa y los espectaculares vestidos de fiesta de las invitadas salen todos a la calle, los recién casados se van en un auto del que cuelgan infinidad de latas, mientras los invitados aplauden, chiflan y gritan con entusiasmo “¡vivan los novios!”. Muchas parejas son los que se atreven con esta divertida puesta en escena. Pero ¿cuánto sabés de esta curiosa tradición?

¿De dónde viene esta tradición?

La tradición tiene nacionalidad estadounidense y existen tantas versiones del origen como infinitas supersticiones o imágenes de tortas de bodas. Unos dicen que viene derivado de los casamientos de la dinastía de Tudor, donde los invitados tiraban zapatos a los novios como muestra de felicitación. Si uno de esos zapatos golpeaba el auto, en aquella época carruaje, significaba felicidad y augurio para la pareja recién casada. Otra versión más conocida es que el ruido de las latas ahuyenta a los malos espíritus y a las malas energías.

Manu Mora

¿Por qué se colocan justamente detrás del auto?

Se colocan justamente detrás porque juegan un papel de “protección” que los debe acompañar durante todo el recorrido. En un significado más amplio, viene a representar un símbolo de felicidad, alegría y suerte en este nuevo camino que acaban de comenzar como casados.

Decorar el auto

Además de los infaltables lazos encima y alrededor del auto, podés decorar la parte trasera con un cartel que diga “Recién casados”, “Marido y mujer”, “Just Married” o, con un poco de humor, “No se aceptan devoluciones” o “Y comieron perdices”. ¡Serán el centro de todas las miradas! Seguramente triunfarán, como con los hermosos souvenirs de casamiento en porcelana fría que elegiste para tus invitados.

Klic Foto & Video

Personalizar las latas

Si pensás hacer realidad esta curiosa tradición norteamericana, podés pintarlas y decorarlas a tu gusto o escribir sobre ellas algunas palabras o frases de deseos como nombres o todo aquello que tenga un significado especial para los dos. Pueden hacerlo de la misma manera que pensaron en las frases para tarjetas de casamiento con tanta ilusión. ¡Un recuerdo único!

La importancia del ruido

¡Cuanto más fuerte, mejor! Ya que, además de espantar a los malos espíritus, las sonadas latas harán saber a la gente de la calle que la pareja se acaba de casar. Dicen que el saludo de las personas ajenas también trae suerte.

Eduardo Larra Fotografía

¿Demasiado escandaloso?

Si el ruido de las latas te parece demasiado alboroto, entonces podés optar por colgar en la parte trasera del auto un cartel decorado con campanitas y flores o globos de colores. Seguro que esta es una manera más silenciosa. Lo importante es sentirse a gusto y cómodos, como cuando tenés que elegir entre tantos peinados con trenzas fáciles.

Si les apasiona esta tradición, también pueden hacer latas personalizadas como souvenirs de casamiento para sus invitados. ¿Ya confirmaste todas las invitaciones de bodas? Anímense con esta divertida tradición y ¡qué nadie se lo pierda! Seguro que no pasarán desapercibidos.